LeBron tuvo otra mágica actuación

El destacado basquetbolista volvió a demostrar que es el mejor.

"Evidentemente, acabamos de ver a uno de los mejores jugadores de la historia", decía tras el partido Scott Brooks, técnico de Washington. LeBron James destrozó, aplastó y asfaltó a los Wizards. Las cuatro derrotas seguidas de los Cavaliers, necesitaban cerrar un capítulo y necesitaban hacerlo ya.

LeBron abusó de John Wall, de Bradley Beal, de Otto Porter, de Kelly Oubre... Le daba completamente igual. En transición, en uno contra uno, media distancia, mordiendo el aro... El LeBron intenso, el LeBron de playoffs. El LeBron que necesitaban unos Cavaliers en busca de punto de inflexión: enésimo regalo del rey.

Sus 57 puntos son la segunda mejor marca de su carrera tras los 61 que anotó ante los Bobcats, la mejor de esta temporada en la NBA, el nuevo récord del pabellón (Capital One Arena) y la mejor anotación de la historia de los Cavs igualando los 57 de Kyrie contra los Spurs.

Por si eso fuera poco, LeBron se convirtió en el segundo jugador en los últimos 50 años que anota más de 50 puntos de su decimoquinta temporada y en el más joven de siempre en llegar a los 29.000 en su carrera y el segundo jugador de la historia que encadena al menos 800 partidos sin bajar de la decena (Michael Jordan).

Por: Abel Ilías.