Liverpool igualó con Tottenham

Ambos clubes dieron un gran espectáculo.

Liverpool y Tottenham empataron 2-2. En Anfield los aficionados disfrutaron de uno de los finales de partido más disparatados del año, con dos penaltis y dos goles en los cuatro minutos de tiempo añadido. Los 'reds' lo tuvieron todo, lo perdieron, y rescataron lo mínimo para seguir adelante.

Tres minutos bastaron para que Salah hiciera el 1-0 gracias a un glorioso e irreverente pase atrás de Dier sin oposición. Wanyama, que no hacía ni un minuto que había sustituido a Dembélé, colocó el balón en la escuadra de Karius con un disparo de época para poner el duelo 1-1.

Era el minuto 87 cuando el Tottenham echaba por la borda una merecida remontada y para más inri el artillero y habilidoso Salah sacaba de la manga un gol de artista convirtiendo el 2-1 con una maniobra dentro del área con el cuerpo detenido que culminó con un zapatazo ante Lloris.

Pero ese cielo gris que amenazaba al Tottenham resplandeció cuando Van Dijk, golpeó a Lamela dentro del área. Kane engañó a Karius y colocó el 2-2 definitivo. Si los partidos no acaban hasta que pita el árbitro, en la Premier no acaban hasta mucho después de que parezca que el telón se ha bajado.

Por: Abel Ilías.