Berlusconi ofrece apoyo a Centroamérica

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ofreció el miércoles su apoyo a Centroamérica en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, en el cierre de una reunión en Panamá con líderes del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Italia se compromete a "apoyar a la región en materia de seguridad mediante acciones concretas de cooperación", señala una declaración conjunta firmada por Berlusconi y los presidentes Ricardo Martinelli (Panamá) y Porfirio Lobo (Honduras), y funcionarios de Costa Rica, República Dominicana, Belice, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

"Pretendemos colaborar con diferentes instrumentos para poder combatir el narcotráfico y los tráficos ilícitos a través del istmo centroamericano, poniendo a disposición toda la tecnología italiana para contrarrestar este tipo de actividades", dijo Berlusconi.

En ese sentido, agregó: "La tecnología italiana ha avanzado en muchos campos y les puede ser útil en conjunto a los empresarios de sus países para realizar una serie de infraestructuras o de aparatos tecnológicos para controlar las costas o para controlar los cielos".

Además, Italia también apoyará la conferencia internacional de donantes para apoyar una estrategia de seguridad común en Centroamérica que se celebrará en el primer trimestre de 2011.

Centroamérica, según el propio SICA, es una región estratégica para el almacenamiento de droga que proviene de Suramérica, y tiene como destino el mercado de Estados Unidos.

En abril pasado, el SICA propuso un plan de lucha contra el narcotráfico por 953 millones de dólares, el cual incluye a México, afectado por una sangrienta disputa entre carteles.

El narcotráfico es considerado la principal causa de la mayor parte de los homicidios ocurridos en la región, una de las más violentas del mundo según organismos internacionales.

"No se puede pensar en ganar esta batalla si no se elimina la demanda porque el increme1nto o mantenimiento de esa demanda hace que la producción pase de un país a otro", declaró Berlusconi.