Marta la mejor jugadora, Mourinho el mejor técnico

El argentino Lionel Messi ganó el FIFA Ballon d’Or, su segundo título consecutivo, mientras que la brasileña Marta continuó su racha triunfadora este año al llevarse por quinta vez la distinción a la Jugadora Mundial de la FIFA en la gala del FIFA Ballon d’Or Gala celebrada en el Kongresshaus de Zúrich el lunes por la noche.

Por otra parte, José Mourinho, el entrenador luso del Real Madrid, y la entrenadora de la selección femenina de Alemania Silvia Neid fueron los primeros ganadores de los galardones al Entrenador Mundial de la FIFA de Fútbol Masculino 2010 y a la Entrenadora Mundial de la FIFA de Fútbol Femenino 2010, respectivamente.

Los ganadores de estos premios se decidieron mediante una votación en la que participaron los capitanes y los entrenadores de selecciones nacionales masculinas (para las dos distinciones del fútbol masculino) y femeninas (para las dos distinciones del fútbol femenino), así como representantes de los medios de comunicación internacionales seleccionados por France Football, quienes emitieron su voto para los candidatos en cada una de las cuatro categorías. Cada categoría contó con un tercio de los sufragios emitidos.

La gala fue una noche para recordar, con la presencia en el escenario de astros actuales y de antaño del fútbol, celebridades y la brillante actuación del músico Jamie Cullum, quien amenizó la primera entrega del FIFA Ballon d’Or, galardón que nació de la fusión del título Jugador Mundial de la FIFA y el premio France Football Ballon d’Or, tras una alianza acordada por la FIFA y el Grupo Amaury en julio de 2010 en Johannesburgo.

Messi tuvo un año extraordinario al ganar el campeonato español con el Barcelona. Messi obtuvo el 22.65% de los votos, imponiéndose a sus compañeros de club Andrés Iniesta (17.36%) y Xavi (16.48%).

Marta fascinó a los aficionados en los partidos de la Liga Profesional de Fútbol Femenino de EE. UU., en los que ganó la Bota de Oro como máxima goleadora y resultó electa mejor jugadora de la temporada con el FC Gold Pride. Marta reunió el 38.20% de los votos, mientras que las alemanas Birgit Prinz y Fatmire Bajramaj obtuvieron el 15.18% y el 9.96%, respectivamente.

Mourinho, quien triunfó con el Inter Milán en la Liga de Campeones de la UEFA, en la Serie A italiana y en la copa de Italia antes de irse al Real Madrid en el verano de 2010, ganó con el 35.92% de los votos, superando así al seleccionador español Vicente del Bosque, quien obtuvo el 33.08%, y a Pep Guardiola del Barcelona (8.45%).

En la parte femenina, Silvia Neid, directora técnica de la actual campeona mundial Alemania, encabezó la categoría de entrenadoras con el 24.06% de los votos, dejando atrás a la seleccionadora del cuadro sub-20 femenino alemán Maren Meinert (18.26%) y a la entrenadora sueca de Estados Unidos, Pia Sundhage (11.68%).

El FIFA/FIFPro World XI, que honra a los mejores once jugadores de 2010, elegidos por más de 50,000 futbolistas profesionales de todo el mundo, fue a parar al verdadero ”equipo de ensueño”, que incluye a Iker Casillas (España) en la meta; Maicon (Brasil), Lúcio (Brasil), Gerard Piqué (España) y Carles Puyol (España) en la defensa; Wesley Sneijder (Países Bajos), Xavi (España) y Andrés Iniesta (España) en el mediocampo; y Lionel Messi (Argentina), Cristiano Ronaldo (Portugal) y David Villa (España) en la delantera.

Asimismo, se hizo entrega del Premio Puskás de la FIFA, que se concede al "gol más espectacular” del año, elegido por más de un millón de usuarios de FIFA.com. El premio, creado en honor de Ferenc Puskás, el capitán y estrella de la selección nacional húngara en los años 50, fue a parar a manos del turco Hamit Altintop, por su fantástico gol en el partido clasificatorio para la Eurocopa de la UEFA 2012 entre Kazajstán y Turquía, disputado el 3 de septiembre de 2010 en Astana.

El arzobispo Desmond Tutu recibió el Premio Presidencial de la FIFA de manos del Presidente Joseph S. Blatter por su destacado compromiso con el desarrollo juvenil en todo el mundo y su contribución para usar el fútbol como catalizador de un cambio social positivo, así como por el apoyo que dio a la celebración de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, la primera en tierras africanas.

El Premio Fair Play de la FIFA se entregó a la selección femenina sub-17 de Haití, la cual sufrió muchas calamidades tras el terremoto que golpeó al país en enero de 2010, en el cual lamentablemente falleció su entrenador principal. El equipo demostró su entereza y alcanzó la ronda final de las eliminatorias de la CONCACAF para la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA, en la que su actuación fue ovacionada por los aficionados pese a quedar eliminadas. Hayana Jean François, capitana del equipo, recibió el premio.