Fidel Castro describe a Obama como "encantador de serpientes"

El ex presidente cubano Fidel Castro describió al mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, como el "mayor encantador de serpientes" en una columna que publicó el lunes para criticar la reunión de la OTAN celebraba en Lisboa.

Obama dijo por primera vez en Lisboa que su objetivo era finalizar las misiones de combate de Estados Unidos en Afganistán a fines de 2014 y reducir de manera significativa el número de tropas estadounidenses desplegadas en ese país.

"Después del Premio Nobel habría que concederle el premio al mayor encantador de serpientes que haya existido nunca", dijo Castro en un texto difundido en la prensa oficial.

Desde que rompió su aislamiento debido a una enfermedad intestinal en el 2006, el líder de la revolución se ha dedicado a participar en actos públicos, escribir columnas y pronunciar varios discursos, uno de ellos ante el Parlamento.

Castro ha mantenido en su agenda política sus consideraciones acerca de los riesgos de una "inminente" catástrofe nuclear si Estados Unidos e Israel atacan a Irán.

Sin embargo, ha permanecido alejado en parte de la política doméstica, en manos de su hermano Raúl Castro, quien le reemplazó en la presidencia formalmente en febrero del 2008 debido a su enfermedad.

"La esperanza de extraer de Afganistán las tropas de Estados Unidos, de la OTAN y sus aliados, es idílica. Tendrán que abandonar ese país antes de que derrotados entreguen el poder a la resistencia afgana", destacó el ex mandatario.

"En Lisboa no se pronunció una palabra capaz de transmitir esperanzas a miles de millones de personas que sufren pobreza, subdesarrollo, insuficiencia de alimentos, vivienda, salud, educación y empleo", afirmó.

Obama dijo en Lisboa que Estados Unidos aprobaba el plan de la OTAN para transferir el control de la seguridad en Afganistán a las fuerzas locales, pero destacó que las operaciones antiterroristas contra Al Qaeda en la región probablemente continuarán más allá de esa fecha.

En otros artículos, Castro ha elogiado a Obama y lo ha calificado como un hombre inteligente. En marzo de este año aplaudió la reforma sanitaria emprendida por él y dijo que era "una importante batalla y un éxito de su Gobierno".

El líder histórico de la revolución no ocupa cargos en el Ejecutivo cubano, pero se mantiene como primer secretario del gobernante Partido Comunista.

"Yo no estoy hablando como Primer Secretario (del Partido Comunista). Cuando yo me enfermé (...) Yo delegué mis atribuciones, dijo Castro en una reunión con estudiantes difundida por la televisión estatal.