Cumbre Iberoamericana aspira a crear fondo solidario para la educación

La XX Cumbre Iberoamericana que acogerá Mar del Plata (Argentina) los próximos 3 y 4 de diciembre aspira a crear un fondo solidario de más de 3.000 millones de euros para ayudar a los países más pobres de la comunidad a cumplir una serie de objetivos en educación en el horizonte de 2021.

Este fondo se nutrirá de "donaciones" que hagan empresas, instituciones e incluso algunos de los Estados más ricos de la comunidad, como España, ha avanzado el secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos para la educación, la ciencia y la cultura (OEI), Alvaro Marchesi.

El objetivo es que a lo largo del primer semestre de 2011 se concreten las aportaciones de este fondo, que estará vigente hasta 2021. Por lo pronto la OEI ya ha firmado un acuerdo con el BBVA por valor de 500 millones de euros y espera suscribir otros con Telefónica, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Este fondo solidario se enmarca dentro de un plan educativo que la Comunidad Iberoamericana de Naciones prevé adoptar en la cumbre y por la que se comprometerá a invertir un total de 76.000 millones de euros en educación, siendo México y Brasil los que desembolsen un mayor presupuesto.

En rueda de prensa, el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, ha destacado que éste será el "esfuerzo más grande" que se haya hecho nunca en América Latina en favor de la educación.

Entre otros objetivos, el plan aspira a "asegurar la escolarización de todos los niños en la educación primaria y en la secundaria básica en condiciones satisfactorias" y a que al menos en cada escuela haya un ordenador por cada 10 niños en el horizonte de 2021.

Estas metas complementarán a los Objetivos de Desarrollo del Milenio que la comunidad internacional se fijó en el año 2000 y que entre otras cosas pretenden que los niños y niñas de todo el mundo terminen un ciclo completo de enseñanza primaria en 2015, un reto que la Comunidad Iberoamericana de Naciones prevé cumplir para esa fecha "en un 90 por ciento", según Marchesi.

Guatemala, Nicaragua y El Salvador son los países que peores indicadores tienen en educación, mientras que Cuba es la nación con una menor tasa de analfabetismo en personas de 15 años o más (el 0,2 por ciento de la población), seguida por España, con un 2,1 por ciento.

Al margen del plan educativo, el contencioso que enfrenta a Costa Rica con Nicaragua por la soberanía de una porción de territorio en el Río San Juan se abordará en esta cumbre, ha avanzado Iglesias, que ha confiado en que la cita pueda servir para ir "pavimentando" un acuerdo.

De los 22 países que componen la Comunidad Iberoamericana de Naciones, ya se conoce que al menos uno no enviará ningún tipo de representación. Se trata de Honduras, a cuyo presidente, Porfirio Lobo, la presidencia argentina de la Cumbre Iberoamericana no ha invitado debido a que la mayoría de los países sudamericanos no reconocen su legitimidad.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha confirmado que este año sí estará presente en la Cumbre Iberoamericana, a la que no ha vuelto desde que el Rey le mandó callar en la reunión de Santiago de Chile de 2007. Hasta la fecha, el presidente cubano, Raúl Castro, nunca ha acudido a estos encuentros.