Secretario de Defensa estadounidense abandonó cumbre en Bolivia

El secretario de Defensa de Estados Unidos (EEUU), Robert Gates, abandonó sorpresivamente la IX Conferencia de Ministros de Defensa que se lleva a cabo en Santa Cruz, Bolivia, y retornó a Washington tras atacar nuevamente al gobierno de Evo Morales.

Durante su estancia en la nación sudamericana, Gates lanzó una advertencia a los líderes de los gobiernos de América Latina, al señalar que Bolivia y Venezuela “tienen que tener muchísimo cuidado por la forma en que interactúan con los iraníes y tener cuidado con los motivos de los iraníes sobre lo que quieren lograr”.

Previamente, durante la inauguración de la conferencia, y en presencia de Gates, Morales ratificó la responsabilidad de Estados Unidos al haber promovido golpes de Estado en Bolivia (2008), Ecuador (2010) y Venezuela (2002), sin éxito, y sólo haberlo conseguido en Honduras (2009).

“Hay que reconocer, compatriotas latinoamericanos: Estados Unidos nos ganó en Honduras, consolidó el golpe de Estado. El imperio norteamericano nos ganó, pero también los pueblos de América en Venezuela, en Bolivia y en Ecuador, ganamos”, sostuvo Morales.

Gates escuchó el discurso inaugural y, aunque no respondió (en público), abandonó el recinto. Posteriormente se supo que regresó a Estados Unidos desde el aeropuerto Viru Viru, de la ciudad boliviana de Santa Cruz.

Pero antes tuvo a puertas cerradas una intervención en la IX Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, que finalizará este jueves 25 con la entrega de una Declaración.

La Embajada de la nación norteamericana en La Paz emitió un comunicado público, en el cual "lamentó" que el mandatario boliviano se haya "distanciado de los objetivos del encuentro".

Además, indicó que "se desperdició un oportunidad de consolidar el avance en temas vinculados con la paz" en el continente, reseñó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Este martes, el jefe de Estado boliviano respondió a las acusaciones del secretario de Defensa de Estados Unidos, y ratificó que Bolivia mantendrá relaciones con cualquier nación del mundo, pues nadie se lo puede prohibir porque su gobierno es de la cultura del diálogo.

Asimismo, Morales hizo referencia a las declaraciones de Connie Mack, congresista republicano de Estados Unidos, quien habló de "hacer frente al gobierno de Venezuela".

Durante una reunión celebrada en Estados Unidos, titulada Peligros de Los Andes, el congresista por Florida atacó a los gobiernos de los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, con énfasis en Venezuela y Bolivia.

Morales recordó las declaraciones de Mack, futuro presidente del Subcomité de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental, quien dijo: “Ahora que vemos a una nueva mayoría (en el Congreso, tras las elecciones del 2 de noviembre) como (futuro) presidente del Subcomité (para América Latina) hagamos justamente eso: enfrentemos a Chávez”.