Sigue tensa la situación en el magisterio

La problemática que en las últimas semanas ha caldeado y dejado sin recibir el pan del saber a millares de estudiantes parece estar entrando en su punto de ebullición. Representantes de las centrales obreras no descartaron sumarse a las medidas de presión que ejercen los maestros, agudizando los paros de labores y las tomas de carreteras que mantiene la dirigencia magisterial.

Israel Salinas, representante de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH), manifestó que para el 13 de agosto se ha convocado a los trabajadores a una asamblea que se realizará en la ciudad de San Pedro Sula, donde se van a determinar las acciones a seguir en apoyo a los maestros que se mantienen en paro de labores y en asamblea en la capital.

"Las centrales obreras demandamos del gobierno que haya una decisión política para buscarle una solución definitiva al problema de los maestros porque la educación no puede ser ignorada y tratada con menospreció de parte de las autoridades", dijo Salinas.

Los maestros que se encuentran en Tegucigalpa han llegado de diferentes departamentos del país y se mantienen en reunión permanente.

Además, salen a protestar y se toman puntos estratégicos de la ciudad. Para el caso, ayer en horas de la mañana y por espacio de tres horas se apostaron en la salida al oriente del país, obstaculizando la libre circulación vehicular.

Los docentes pertenecen a los diferentes colegios magisteriales que han emprendido una lucha para que las autoridades gubernamentales reintegren a los directores departamentales y distritales que fueron separados de sus cargos por el ministro Alejandro Ventura. El único colegio que no participa en las movilizaciones y en los paros de labores es el Primer Colegio Profesional Hondureño de Maestros (Pricphma), por lo que en su mayoría los docentes se mantienen en las aulas de clases.

El presidente Porfirio Lobo instruyó nuevamente al secretario de Educación, Alejandro Ventura, a no pagar los días no trabajados a los maestros huelguistas.

"Ministro, siga así, con la prudencia, siempre abierto al diálogo, pero no vamos a negociar, al que no trabaje no se le va a pagar, eso quiero que quede claro", manifestó Lobo Sosa ayer durante la sesión ordinaria de Consejo de Ministros en Casa Presidencial.

"El tema de la deducción al que no trabaje es innegociable, si ellos quieren estar en huelga, pues entonces vamos a traer a los que quieran trabajar". Lobo reiteró que la Secretaría de Seguridad tiene instrucciones para mantener los centros educativos abiertos, así que "estemos prestos para enviar maestros emergentes a donde sea necesario".

Por su parte, el presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, advirtió ayer que el Estado no debe pagar salarios a los maestros que no se presentan a impartir sus clases. Hernández sostuvo que "el maestro que no haya trabajado no debe recibir ninguna remuneración". Esta expresión coincide con las del presidente de la República, Porfirio Lobo Sosa.

Hernández hizo un llamado a la dirigencia magisterial para que formen conciencia, ya que las generaciones futuras van a depender en gran medida de la formación que se les esté brindando y son una responsabilidad de todos".