WikiLeaks menciona sitios vitales para los intereses de Estados Unidos

El sitio web WikiLeaks publicó detalles de lugares en todo el mundo que Estados Unidos considera vitales para sus intereses, despertando críticas de que está ayudando a los militantes a identificar posibles blancos de ataque.

Los detalles son parte de los 250.000 cables diplomáticos obtenidos por el sitio web que están comenzando a hacerse públicos.

La lista comienza con una mina de cobalto en Kinshasa, Congo, y menciona varios lugares en Europa donde compañías farmacéuticas producen insulina, tratamientos para mordeduras de serpientes y vacunas contra la aftosa.

En Oriente Medio, destaca que Qatar será la mayor fuente de gas natural licuado importado en el 2012 y también se refiere al complejo Abqaiq en Arabia Saudita, la mayor planta de procesamiento y estabilización de crudo del mundo, donde Al Qaeda montó un frustrado ataque en el 2006.

Hubo advertencias de que la mención de tantos blancos sensibles en los cables filtrados pudiera ayudar a los militantes.

El ex ministro de Relaciones Exteriores británico Malcolm Rifkind acusó a WikiLeaks de ser "generalmente irresponsable, al borde de lo criminal".

"Este es el tipo de información que los terroristas quieren saber", dijo al diario The Times.

El profesor Richard Aldrich, de la Warwick University, en el centro de Inglaterra, sostuvo que los datos tenían el potencial de colaborar con los militantes para hallar objetivos fáciles de atacar.

"Esencialmente, lo que le dice a los terroristas es que mientras que están atacando blancos fuertemente protegidos de un valor relativamente bajo, lo que podrían estar haciendo es atacar blancos de gran valor que están relativamente indefensos", dijo a BBC News.

"Por eso, es el mensaje general el que tiene el potencial de cambiar el patrón de un número de grupos terroristas alrededor del mundo", agregó.

El cable describe detalles de complejos cuya pérdida podrían impactar en la salud pública, la economía o la seguridad nacional de Estados Unidos. Fue preparado luego de que el Departamento de Estado encargara a las misiones en el exterior una lista de ese tipo de sitios.

El documento menciona lugares donde los cables de comunicación submarina llegan a rutas terrestres y de energía, incluyendo el oleoducto Baku-Tiflis-Ceyhan, que opera desde Azerbaiyán hasta Turquía.