Irán reanuda charlas nucleares con grandes potencias

Seis potencias mundiales iniciaron sus primeras charlas con Irán en más de un año, con la esperanza de que la reunión lleve a nuevas negociaciones formales sobre un programa nuclear que Occidente sospecha está destinado al desarrollo de armas atómicas.

En vísperas del encuentro en Ginebra, Irán anunció lo que describió como un importante paso para sus labores nucleares, señalando que no pretende ceder en la prolongada batalla sobre sus planes atómicos, que según afirma buscan generar energía eléctrica y tienen fines pacíficos.

Las seis potencias - Gran Bretaña, China, Francia, Alemania, Rusia y Estados Unidos - redujeron las expectativas sobre algún avance en las discusiones del 6 y 7 de diciembre. Diplomáticos sostienen que un acuerdo para reunirse de nuevo y sostener conversaciones más sustanciales, quizás a inicios del año próximo, podría considerarse como una señal de progreso.

"Esperamos que las conversaciones y charlas que comenzaron hoy continúen en una forma constructiva y alcancen un horizonte positivo", dijo a periodistas el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Manouchehr Mottaki.

La atmósfera no era demasiado tensa al inicio del encuentro, liderado por el negociador iraní Saeed Jalili y la jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, quien representa a las potencias, dijo un diplomático involucrado en el tema.

Los funcionarios harán un alto para almorzar, una oportunidad para reuniones menores al margen, pero no está claro si Irán y Estados Unidos sostendrán un encuentro bilateral.

La reunión será reanudada en la tarde y probablemente continuará el martes, señaló el enviado.

Las potencias de Occidente desean que Irán suspenda sus labores de enriquecimiento de uranio, que pueden producir combustible para reactores de energía nuclear o proveer material para desarrollar bombas atómicas.

Un funcionario europeo dijo que las seis potencias esperaban que Irán responda a preguntas sobre su programa nuclear que hasta el momento se ha rehusado a contestar.

"Las alternativas son claras para Irán: puede afrontar un creciente aislamiento o cooperar", expresó el funcionario, quien pidió no ser nombrado.

Sin embargo, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, dijo la semana pasada que el tema del enriquecimiento de uranio no estaría en la agenda de Ginebra. Recientemente, acusó a Occidente de mantener un doble estándar.

"Ustedes tienen miles de bombas atómicas, de modo que ¿por qué les preocupa que Irán pueda ser capaz de desarrollar armas nucleares en un plazo de tres años?", dijo, en comentarios publicados el lunes en su página en internet.

"Estados Unidos inició guerras en Irak y Afganistán, pero no usó bombas atómicas porque la era de usar bombas nucleares ha llegado a su fin", manifestó.

Ali Baqeri, segundo al mando de la delegación iraní, dijo que las conversaciones irían más allá de la disputa nuclear e incluirían la seguridad regional, Irak, Afganistán, el narcotráfico y el terrorismo.

Occidente ha aumentado sus sanciones contra Irán en los últimos meses y diplomáticos occidentales dicen que las medidas están perjudicando la economía del país dependiente del petróleo. Teherán niega que las sanciones hayan tenido algún efecto.