Arrestan a fundador de WikiLeaks en Gran Bretaña

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se entregó a la policía británica después de que Suecia emitiera una orden de arresto por acusaciones relacionadas con delitos sexuales, dijo la Policía Metropolitana de Londres.

Assange, cuya web WikiLeaks está en el centro de una polémica por la difusión de cables diplomáticos secretos de Estados Unidos, fue detenido en virtud de una orden de detención europea.

La fiscalía sueca quiere interrogar al australiano de 39 años sobre acusaciones de violación, acoso sexual y coerción ilegal. El niega las acusaciones.

Está previsto que Assange comparezca este mismo martes ante la Corte de Magistrados de la Ciudad de Westminster en Londres, donde se fijará previsiblemente una audiencia de extradición. Esto debe realizarse en un plazo de 21 días desde su arresto.

"Está acusado por las autoridades suecas de un cargo de coerción ilegal, dos cargos de acoso sexual y un cargo de violación, todos los cuales se habrían cometido en agosto del 2010", dijo la policía de Londres en un comunicado.

Assange ha pasado gran parte de su tiempo en Suecia y este año fue acusado de comportamiento sexual impropio por dos voluntarias suecas de WikiLeaks.

Esto llevó a la fiscalía sueca a abrir, después abandonar, y posteriormente volver a abrir una investigación sobre las acusaciones. El delito del que es sospechoso es el menos grave de tres categorías de violación y conlleva un máximo de cuatro años de prisión.

La policía dijo que Assange fue arrestado por agentes de su unidad de extradición después de que se presentara a una citación en una comisaría de policía.

Su paradero hasta entonces era desconocido.

Si un juez considera que su extradición está justificada y no viola sus derechos humanos, ordenará la extradición del fundador de WikiLeaks, aunque Assange puede apelar esa decisión a tribunales de mayor instancia.

El abogado sueco de Assange ha dicho que su cliente luchará contra cualquier extradición y que cree que las potencias extranjeras estaban influyendo en Suecia.

WikiLeaks ha indignado al Gobierno de Estados Unidos y de otros puntos del mundo al revelar detalles de 250.000 cables diplomáticos que había obtenido.

La web dijo que tras el arresto de su fundador seguirá operando normalmente.

"WikiLeaks está operativo. Seguimos por el mismo camino", dijo Kristinn Hrafnsson, portavoz del grupo. "Cualquier cuestión relacionada con Julian Assange no cambiará los planes que tenemos con respecto a las divulgaciones de hoy y los próximos días", agregó.