Rescatan 29 cuerpos por alud en Colombia

Agobiados parientes seguían al pie de una colina a la espera del rescate de sus seres queridos, sepultados por un enorme alud de tierra y de la que cuadrillas habían recuperado hasta esta madrugada 29 cuerpos. Siguen desaparecidos al menos 90 personas.

El presidente Juan Manuel Santos preveía recorrer en la jornada la barriada "La Gabriela", donde el domingo por la tarde un deslave de al menos 50.000 metros cúbicos de tierra sepultaron unas 30 humildes viviendas de ladrillo.

Socorristas y voluntarios _incluyendo parientes de los sepultados_ con la ayuda de 16 perros olfateadores buscan entre las piedras y los restos de casas de La Gabriela, al norte de Bello, en el departamento de Antioquia y a unos 250 kilómetros al noroeste de Bogotá.

"De aquí no nos movemos hasta que los saquemos a todas...codo a codo con los rescatistas", dijo Luis Fernando Calderón, un obrero de construcción de 34 años, mientras removía con sus manos tierra y escombros. "Yo había salido unos minutos antes a hacer deporte, correr...fue cosa de segundos y ya la casa de nosotros no estaba", agregó Calderón, cuya esposa e hija de 11 años están sepultados.

La casa de una planta y hecha de madera en la que vivía desde hace siete años, que estaba en la falda de la colina, ya no existe y sobre ella cayeron otras viviendas dejando una masa de lodo, rocas y restos de artículos electrodomésticos, narró Calderón en voz baja.

En jeans, camiseta roja y una chaqueta beige, Calderón aseguró no sabe qué va a hacer ahora. "Solo toca echar pa'lante", dijo.

"El clima nos ha colaborado...porque no ha llovido, estamos en labores sin parar" desde el domingo, dijo John Rendón, director del Departamento Administrativo de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres de la gobernación de Antioquia.

De los 29 cadáveres rescatados, al menos 11 son de menores de edad y nueve de ellos estaban en un parque infantil ubicado en la mitad de la colina, dijo por su parte José Rolando Serrano, subsecretario de gobierno de la Alcaldía de Bello, una localidad de unos 500.000 habitantes dedicados principalmente al comercio y los servicios.

Serrano dijo que hasta ahora los cadáveres hallados estaban a poca profundidad, poco más de dos metros, lugares que han sido señalados por los perros olfateadores, mientras la labor de sacar el cuerpo se hace con palas.

No descartan que estén a mayor profundidad y por ello tome varios días sacar al resto de personas dadas por desaparecidas, unas 95 de las 124 que calculan estaban en la zona al momento del alud, según un censo hecho por las autoridades de rescate entre parientes y moradores, agregó Serrano.

María Eugenia Palacio, secretaria de Salud de Bello, indicó que la labor de recuperación "es muy penosa, se nos esta volviendo la tierra muy dura y estamos muy lentos" en sacar los cuerpos. "La cosa está muy dura".

Con los cuerpos ya rescatados en Bello, las muertes por las lluvias en el 2010 en Colombia se elevaron a 205 personas, de acuerdo con los datos de la Oficina Nacional de Atención y Desastres del Ministerio del Interior.

El año pasado, las lluvias dejaron en el país 110 personas muertas y en el 2008 las víctimas fatales fueron 48, según datos de la Cruz Roja Colombiana.