China y otros 18 países boicotean entrega de Premio Nobel de la Paz

El comité del Premio Nobel de la Paz ha asegurado hoy que China y otros 18 países han declinado asistir a la ceremonia de entrega del galardón, concedido al disidente chino encarcelado Liu Xiaobo, de 54 años, que tendrá lugar el viernes próximo en Oslo.

Los países que han rechazado participar "por diferentes razones" son China, Rusia, Cuba, Venezuela, Colombia, Marruecos, Egipto, Túnez, Sudán, Serbia, Filipinas, Iraq, Irán, Vietnam, Pakistán, Afganistán, Kazajistán, Arabia Saudita y Ucrania.

Los organizadores afirman que el Gobierno chino ha llevado a cabo una campaña sin precedentes para mantener alejados a los representantes diplomáticos de la gala en honor de Liu, quien se encuentra cumpliendo una pena de prisión de 11 años por haber liderado la redacción de la Carta 08 , un manifiesto que pide profundas reformas democráticas. Beijing ha enviado cartas a ministerios de Exteriores y embajadas para que no acudan, y ha amenazado con "consecuencias" para aquellos que apoyen al disidente.

El comité de Oslo afirma que 44 embajadas han confirmado que participarán en la ceremonia y dos -Argelia y Sri Lanka- no han contestado. El organismo, que sólo cursa invitación a los países con representación en Noruega, señala en su comunicado que en 2008, cuando Martti Ahtisaari, antiguo presidente finlandés y enviado especial de Naciones Unidas, recibió el Nobel de la Paz, 10 países no asistieron. No dice nada sobre el premio de 2009 al presidente estadounidense, Barack Obama.

Pekín ha reaccionado con ira a la concesión del galardón a Liu Xiaobo, a quien califica de "criminal" y "separatista", y ha tachado la elección de "obscenidad contra el premio de la Paz", "violación de la soberanía judicial china" y "muestra arrogante de ideología occidental".

En cuanto fue anunciado, el pasado 8 de octubre, las autoridades pusieron a la esposa del escritor, Liu Xia, en arresto domiciliario. Desde entonces, han sometido también a estrecha vigilancia a los familiares y abogados del laureado y a muchos disidentes.