Costa Rica advierte sobre fin de OEA si no resuelve diferendo con Nicaragua

Costa Rica advirtió que el sistema interamericano no sobrevivirá si la OEA no toma una decisión sobre su disputa fronteriza con Nicaragua.

No va a sobrevivir el sistema interamericano si se permite que se consolide esta agresión. Si la OEA no toma ninguna decisión, está invitando a los países miembros a invadir a sus vecinos porque la única ley en las Américas será la del más fuerte, dijo el martes el canciller costarricense René Castro durante una reunión de cancilleres.

Nicaragua prosigue con un daño ambiental masivo, al destruir un humedal, su fauna y flora, para abrir un caño artificial en territorio costarricense pequeño por ahora, pero destinado a cavar un canal de verdad y con ello alterar la frontera, desviar el río y cercenar nuestro territorio, agregó Castro, apenas uno de los dos cancilleres presentes. La otra ministra de relaciones exteriores presente fue la guyanesa Carolyn Rodriguez-Birkett, quien presidió la sesión.

Castro presentó un video de cuatro minutos y fotos para sustentar sus alegatos contra Nicaragua, que no tuvo representante en la sesión. El presidente Daniel Ortega ha dicho que su gobierno contempla retirarse del organismo porque ha perdido toda credibilidad.

El Consejo Permanente decidió convocar el mes pasado la reunión de cancilleres pese a que Ecuador, Venezuela y Paraguay alegaron que el encuentro era innecesario porque Costa Rica ya había denunciado a Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El embajador venezolano Roy Chaderton calificó la reunión como curiosa por la reducida presencia de cancilleres. ¿Qué podría pasar si nosotros tomamos una decisión hoy y después sea contradicha por la CIJ sobre este conflicto territorial? Podría ser una nueva situación embarazosa para la OEA.

El secretario general de la OEA José Miguel Insulza dijo que su enviado Dante Caputo fotografió el 26 de noviembre durante su tercer sobrevuelo de la zona en disputa, un área talada cercana al río San Juan, un caño abierto, carpas militares con ropa colgada, y una draga con cuatro hombres uniformados y armados a bordo.

La mayoría de los 11 embajadores que participaron expresaron su respaldo a la mediación de la OEA en este diferendo por generar tensiones que amenazan la seguridad regional.

El embajador canadiense Allan Cullham dijo que nuestra tarea es reducir las tensiones. Necesitamos romper el ciclo de escaladas y volver al diálogo. Podríamos enviar de nuevo al secretario general, crear un grupo de embajadores, de amigos o de ministros. Esperamos ansiosos trabajar con otros países miembros para lograr nuestros objetivos.

Costa Rica ha acusado a Nicaragua ante la OEA y la CIJ de haber violado su soberanía territorial por mantener soldados en una isla que San José considera territorio costarricense. Según sostiene, esa ocupación produjo la progresiva destrucción ambiental de la zona.

Managua sostiene que las tropas se encuentran en su territorio y rechazó una resolución de la OEA el mes pasado que pedía el retiro de los soldados como condición para iniciar negociaciones bilaterales.