Empresarios proponen veda en la contratación de empleados públicos

Empresarios hondureños y organizaciones de la sociedad civil solicitaron que se instale una “veda” de dos años en la contratación de empleados en el sector público, a fin de reducir la masa salarial, conforme a los requerimientos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para el director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) Armando Urtecho, se trata de que “se soque la faja todo mundo, porque el Estado no se va a socar la faja como se la va a socar el empresario y la población”.

La medida, a juicio de los empresarios y del Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), evitaría que se disparen los cobros de los servicios públicos en el primer trimestre del 2011, o se apruebe un nuevo “paquetazo”.

Autoridades del Fosdeh intercambiaron opiniones sobre el avance que existe en términos de la aprobación del presupuesto y las principales consecuencias que habrá en 2011 con la cúpula del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Según Urtecho “si no se hace un plan de contingencias, lo más seguro es que en el primer trimestre el gobierno estaría aprobando un paquetazo”.

También se analizó la connotación que implicará las reuniones que mantuvo el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el Gabinete Económico, autoridades económicas y representantes del sector privado del 29 de noviembre al 3 de diciembre.

El equipo revisó las perspectivas económicas a corto plazo y actualizó las proyecciones macroeconómicas, enfocándose en la implementación del programa fiscal del gobierno.

Para el coordinador del Fosdeh, Mauricio Díaz Burdeth, “se evalúa una veda en las contratación, lo que se propone sea de unos dos años, para que la capacidad económica del gobierno pueda absorber el impacto”.

Según expertos en economía los excesos en el gasto público, no concuerdan con la baja ejecución presupuestaria, “donde hay más es en el gasto corriente y paradójicamente estamos actuando en contra de los objetivos que queremos alcanzar”.

Se calcula que el 90 por ciento del presupuesto es destinado para el pago de sueldos y salarios, mientras que únicamente el 10 por ciento es usado en proyectos de inversión.

Además, los empresarios apuntaron que el endeudamiento externo continúa elevándose, cobrando mayores intereses a las finanzas públicas, por lo que sugieren revisar la recaudación tributaria a nivel nacional, que suele concentrarse en San Pedro Sula y Tegucigalpa.