Fidel Castro dice que Assange puso de rodillas a Estados Unidos

El líder cubano Fidel Castro opinó este miércoles que Julian Assange, creador del sitio WikiLeaks, es un desconocido que demostró que Estados Unidos puede ser "desafiado" y puesto "moralmente" de "rodillas".

"Assange, un hombre que hace varios meses muy pocos conocían en el mundo, está demostrando que el más poderoso imperio que ha existido en la historia podía ser desafiado", dice Castro, de 84 años, en un artículo publicado en la prensa local.

El líder cubano, que mostró simpatías por el sitio después de las primeras revelaciones en agosto pasado, agregó que "no se conocen, incluso, las motivaciones" que condujeron a Assange "al contundente golpe que propinó al imperio".

"Solo se sabe que moralmente lo ha puesto de rodillas", manifestó Castro, retirado del gobierno desde 2006 debido a una enfermedad y ahora dedicado a escribir sobre temas internacionales.

Castro resaltó la propuesta del "valiente y brillante cineasta norteamericano Michael Moore" para ayudar a Assange (detenido en Gran Bretaña) a pagar la fianza y califica de "brutal" el "barraje" (avalancha) que el Gobierno norteamericano ha dirigido contra el creador de WikiLeaks.

Assange, de 39 años, es reclamado por la justicia sueca por un presunto delito sexual, que Castro ironiza como "relaciones amorosas con dos damas, sin la debida precaución en los tiempos del VIH".

Castro señaló que "no se conocen detalles del plan elaborado por los estrategas" del sitio, pero sí que entregó la información a cinco grandes medios "que en este momento poseen el monopolio de muchas noticias" y "las están utilizando para atacar a los países más revolucionarios".

Unas 250.000 notas confidenciales del Gobierno de Estados Unidos están siendo divulgadas por The New York Times, The Guardian, El País, Le Monde y Der Spiegel.

"Sobre el gobierno derechista sueco y la mafia guerrerista de la OTAN, que tanto gustan de invocar la libertad de prensa y los derechos humanos, caerá la responsabilidad de que se pueda conocer o no la verdad sobre la cínica política de Estados Unidos y sus aliados", concluye Castro.