San Lorenzo un pueblo valiente en medio de la edversidad

San Lorenzo un pueblo valiente en medio de la edversidad
La actividad en la ciudad puerto de San Lorenzo, Valle, está acentuada por la lucha diaria de su población por hacerle frente a la problemática muy peculiar de la zona sur del país.

La sequía, la pobreza, los limitados servicios de salud y educación, la inseguridad y otros males comunes a la realidad nacional, afectan con especial fuerza la vida de los pobladores de esa porción del territorio hondureño.

Pese a esta condición adversa, los habitantes del departamento de Valle concentran sus esfuerzos en la industria exportadora y en la actividad artesanal.

Gran parte de la economía del sector descansa sobre la producción agrícola, la ganadería, el procesamiento de sal, la pesca y el cultivo del camarón. Pero también el sostenimiento del aparato productivo tiene una alta dependencia de la importación de bienes procedentes del Pacífico.

En este apartado adquiere especial importancia el puerto de Henecán utilizado para la introducción de derivados del petróleo, automóviles y madera, para citar unos cuantos ejemplos, lo mismo que para la exportación de productos agrícolas, ganaderos y de otra naturaleza comercial de las zonas sur, central y oriental del país.

Las características particulares del quehacer productivo de la región hacen que la oferta laboral, sobre todo en el renglón agrícola, sea preferentemente estacional y que exista una disparidad en las escalas salariales.

El turismo es todavía incipiente, pero con algunas opciones de exploración y desarrollo de la industria.

Este jueves nos ocupamos de ahondar en las potencialidades de desarrollo de San Lorenzo, en el departamento de Valle. Desde luego, los bosques de mangle sobre el Golfo de Fonseca y la temperatura casi a punto de ebullición, dominan el entorno desde donde transmitimos esta tarde el foro “Frente al Pueblo, Ante la Nación”.