Gobierno busca revertir indicadores negativos para Cuenta del Milenio

La ministra de la Presidencia, María Antonieta de Bográn, dijo que el Gobierno del presidente, Porfirio Lobo Sosa, está realizando todas las acciones necesarias para remontar los indicadores negativos evaluados por la Corporación de la Cuenta del Desafío del Milenio.

Según la evaluación, de la Cuenta del Desafío del Milenio, de 17 indicadores, Honduras tiene problemas en materia de política fiscal, gasto en educación primaria y corrupción, aspectos evaluados en el período 2009, es decir que es una situación heredada por la actual administración en enero de 2010.

En materia de política fiscal, Guillén aclaró que los resultados se deben a que en el gobierno pasado no se presentó el presupuesto al Congreso Nacional a tiempo. Debido a esto, no había una medición correcta.

Sin embargo, se han hecho gestiones ante los directivos de la Corporación de la Cuenta del Desafío del Milenio a quienes se les ha ilustrado acerca de las medidas que ha tomado el Gobierno del Presidente Lobo Sosa para revertir esa situación y un ejemplo es el acuerdo suscrito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que es un reconocimiento a lo que se está haciendo en materia de saneamiento de la política fiscal, agregó.

Respecto, al gasto en la educación primaria respecto al Producto Interior Bruto (PIB), ese indicador aparece como "No disponible" ya que en el gobierno anterior no se tuvo acceso a toda la información necesaria a la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia y la Educación (UNESCO) para la evaluación.

Sin embargo, la ministra de la Presidencia, aseguró que se está haciendo todo un trabajo con el Ministerio de Educación para recopilar toda la información y proporcionarla a la UNESCO.

En lo que respecta al indicador de corrupción, se están tomando acciones correspondientes por parte del gobierno y desde inicios de la presente administración se ha construido una agenda que se ha extendido a otros sectores para lo cual hay una coordinación con instituciones como el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y el Tribunal Superior de Cuentes (TSC).

“Es una responsabilidad del gobierno combatir la corrupción y no sólo por cumplir con indicadores o convenios internacionales. Lo estamos haciendo porque tenemos que hacerlo”, expresó Guillén.

Añadió que se está enviando toda la información a la Corporación de la Cuenta del Desafío del Milenio, antes de su reunión del 15 de diciembre próximo donde se decidirá si el país es elegible para un segundo compacto.

En 2005, Honduras fue elegida para el programa de la Cuenta del Desafío del Milenio por un monto de 215 millones de dólares que se han ejecutado exitosamente y que han beneficiado directa o indirectamente a tres millones de hondureños.

El director de la Cuenta del Desafío del Milenio-Honduras Marco Bográn, aclaró que se trata de un reto enorme no sólo para el Gobierno sino también para el pueblo a fin de superar esos indicadores y ser elegibles para un nuevo programa.

Aclaró que los indicadores no están tan mal pues están apenas unos puntos debajo de la media, por lo que no se descarta que Honduras sea nuevamente elegida para un segundo compacto.