Explosión en hotel cerca de Cancún deja siete muertos

Una poderosa explosión que mató a cinco turistas canadienses y dos empleados mexicanos en un hotel de la Riviera Maya se debió aparentemente a una acumulación de gas en un pantano cercano, dijeron las autoridades.

La explosión ocurrió en la planta baja de uno de los 12 edificios que componen el conjunto hotelero Grand Riviera Princess, al sur de Cancún,de 676 habitaciones y cuatro años de antigüedad.

Francisco Alor, procurador del estadode Quintana Roo,describió una escena espantosa en la que la fuerza de la detonación dejó un cráter de un metro de profundidad e hizo que partes del piso perforaran el techo.

Varias ventanas estallaron y los pedazos de pared y cristales sedesparramaron hasta unos 50 metros. Algunos acabaron en el césped rodeado por palmeras del complejo.

Alor dijo que cinco turistas canadienses murieron. Funcionarios canadienses y amigos de las familias dijeron que entre los muertos estaban un hombre recién casado, oriundod e Columbia Británica, y un padre de Alberta y su hijo de nueve años.

Un total de nueve personas permanecían internadas con lesiones: cuatro eran canadienses, tres eran empleados mexicanos del hotel y dos, estadounidenses. Alor dijo que todos estaban el lunes en condición estable.

"Todo el mundo dijo que su habitación en el hotel tembló. Los cristalesde restaurantes cercanos se rompieron. La cabaña que estaba en la zona acabó incendiada", dijo James Gaade, de St. Catharines, en Ontario, quien caminaba por la playa cuando escuchó la explosión y vio humo salir del hotel.

"Había un enorme cráter en la zona y escombros", agregó.