Penal de Ocotepepeque, centro de venta de armas de la policía

Los miembros de la Policía Nacional de Honduras detectaron una venta de fusiles dentro el centro penal de Ocotepeque.
Este hallazgo fue dado a conocer tras la captura de un policía penitenciario, quien vendió un fusil que había sustraído de este reclusorio en el occidente de Honduras.
El agente fue capturado y puesto a las órdenes de los tribunales quienes lo remitieron al mismo centro penitenciario que utilizó para vender armas propiedad de la Policía Nacional.
El fusil fue recuperado, sin embargo no se dio a conocer el nombre del agente que fue capturado tras cometer el ilícito.
Cada fusil tiene un valor de 50,000 lempiras, por los que se supone que el agente lo pudo haber vendido más caro.