Protestas en Haití por epidemia de cólera

Una serie de motines contra los efectivos de Naciones Unidas se extendió a varias ciudades y pueblos de Haití ante la sospecha de que los soldados nepaleses de paz son culpables de un brote de cólera que asoló la empobrecida nación.

Las protestas dejaron al menos dos muertos a balazos, luego que manifestantes se tirotearon con soldados de la ONU. Otros seguían custodiando barricadas en los caminos.

Un manifestante murió de un balazo de un soldado de la ONU en un tiroteo en Quartier Morin, cerca de la segunda mayor ciudad haitiana, Cabo Haitiano, dijo la organización internacional. Agregó que investigaba el incidente pero aseguró que el soldado actuó en defensa propia.

Un segundo manifestante murió de un tiro en Cabo Haitiano, dijo el presidente del Senado Kelly Bastien a la radio Vision 2000. Agregó que no sabía quién le disparó.

La fuerza de la ONU de 12 mil efectivos dijo que por lo menos seis miembros de su personal resultaron heridos en Hinche, en la meseta central, y la radio Metropole informó que por lo menos doce haitianos fueron heridos en Cabo Haitiano.

Las protestas aparentemente comenzaron en esa ciudad portuaria del norte la madrugada del lunes y en el término de horas habían paralizado buena parte de ella. Un camarógrafo de APTN que intentó llegar al lugar fue repelido por los manifestantes que le lanzaron piedras y botellas desde una barricada.

A medida que transcurría el día, otros manifestantes irrumpieron en pueblos circundantes. Reporteros locales dijeron que un puesto policial fue incendiado en Cabo Haitiano y que los manifestantes apedrearon las bases de las fuerzas de paz. También se informó de una protesta menor en la ciudad noroccidental de Gonaives, pero la policía dijo que concluyó en paz.

La Misión de Estabilización de la ONU en Haití, conocida como MINUSTAH, atribuyó motivos políticos a la protestas y las asoció con las cercanas elecciones presidenciales del 28 de noviembre.

"El modo en que se desarrollaron los acontecimientos indica que estos incidentes tuvieron motivos políticos, destinados a crear un clima de inseguridad en vísperas de las elecciones. MINUSTAH insta a la población a permanecer atenta y a no dejarse manipular por los enemigos de la estabilidad y la democracia en el país", dijo en una declaración.