Isla del Tigre resurge como destino turístico importante en Honduras

El nombre de la isla del Tigre, según sus pobladores, tiene su origen en lo sanguinarios que eran los piratas ingleses encabezados por Francis Drake.

Refugio de piratas ingleses hacia mediados del siglo XVI, el otrora principal puerto del sur de Honduras, Amapala, en la isla del Tigre, está resurgiendo como uno de los principales sitios turísticos del país.

El nombre de la isla del Tigre, según sus pobladores, tiene su origen en lo sanguinarios que eran los piratas ingleses encabezados por Francis Drake.

Hasta finales de la década de 1970, Amapala fue el principal puerto de Honduras en el golfo de Fonseca, región del Pacífico que también comparten El Salvador y Nicaragua.

Con el tiempo se acabó la actividad portuaria en la ciudad y Amapala caminaba a convertirse en un pueblo fantasma. Ahora, con el esfuerzo de sus habitantes y autoridades locales, está resurgiendo a través del turismo.

La idea es que los visitantes puedan pernoctar y comer en residencias particulares de los residentes de Amapala, quienes se caracterizan por su hospitalidad.

Su casco histórico conserva antiguas casas de madera y calles empedradas, que contrastan con la verde vegetación alrededor de la isla del Tigre y el azul del cielo y las aguas del golfo de Fonseca.

Para atraer al turista se mejorarán los puestos de comida, restaurantes, playas y demás sitios de recreo alrededor de la isla del Tigre, que se puede recorrer a pie, en mototaxis, vehículos particulares, bicicleta o a caballo.

A Amapala se llega en lancha, en un recorrido de 15 minutos, a veces escoltados por pelícanos y gaviotas en vuelo.

A Amapala, otrora puerto principal de Honduras, en la Isla del Tigre, se llega en lancha. Está ubicada en el golfo de Fonseca. Sus playas y restaurantes serán mejorados.

75 kilómetros cuadrados

Esto mide la Isla del Tigre, desde cuya cima se pueden apreciar las costas y algunos volcanes de El Salvador y Nicaragua.