¿Han descubierto la tumba de santa claus?

Y es que, ahora, una nueva investigación revela que aquellos cristianos del año 1000 pudieron equivocarse y habrían trasladado los restos de otra persona. Así lo asegura un equipo de arqueólogos de la Antalya’s Monument Authority, ha descubierto una cripta con una tumba desconocida hasta ahora.

A leyenda de Santa Claus está inspirada en la figura de un santo cristiano, San Nicolás de Bari, cuyos restos fueron enterrados en el años 343 en una iglesia de Anatolia, en Turquía. Cuando los musulmanes invadieron el país en el año 1087, los fieles evacuaron sus huesos y los trasladaron a un cementerio en la ciudad italiana de Bari. O eso se creía.

Y es que, ahora, una nueva investigación revela que aquellos cristianos del año 1000 pudieron equivocarse y habrían trasladado los restos de otra persona. Así lo asegura un equipo de arqueólogos de la Antalya’s Monument Authority, ha descubierto una cripta con una tumba desconocida hasta ahora.

El hecho de que estuviera tan oculta y que la adornaran unos mosaicos más bellos y trabajados que los del resto del templo, hace pensar que los restos enterrados allí pudieran ser los del auténtico San Nicolás. Aunque harán falta estudios muy minuciosos para confirmarlo.

San Nicolás nació en el territorio de la actual Turquía, y se convirtió en sacerdote después de que la peste matara a su familia. Consagró su vida a ayudar a los más necesitados y, actualmente, es patrón de Grecia y Turquía. Pero, ¿cómo dio origen al mito de Santa Claus?

La tradición cuenta que, en una ocasión, al enterarse de que las hijas de un artesano amigo suyo no tenían dote para poder casarse, el futuro santo regaló anónimamente una bolsa con diez monedas de oro a cada una de ellas.