Acusado de conspiración, arrestan en Estados Unidos al ex jefe de campaña de Donald Trump

Mueller investiga si Rusia influyó en las elecciones presidenciales estadounidenses y si el equipo de campaña del candidato republicano, finalmente vencedor, colaboró a tal efecto con Moscú.

El ex jefe de campaña del presidente estadounidense Donald Trump, Paul Manafort, se entregó hoy al FBI para evitar ser detenido en su casa, informó el Buró Federal de Investigaciones.

Por el momento no se sabe de qué se acusa a Manafort. Se cree que deberá responder por algunos negocios con Ucrania en el pasado, evasión fiscal y presunto blanqueo de dinero aunque las pesquisas estarían relacionadas directamente con el núcleo de las investigaciones del fiscal especial del FBI, Robert Mueller.

Mueller investiga si Rusia influyó en las elecciones presidenciales estadounidenses y si el equipo de campaña del candidato republicano, finalmente vencedor, colaboró a tal efecto con Moscú.

Poco antes de las 8 de la mañana, Manafort abandonó su residencia en Alexandria (Virginia) acompañado de su abogado rumbo a las oficinas del FBI en Washington. El ex socio comercial de Manafort, Rick Gates, también tiene planeado entregarse al FBI.

En una serie de tuits, Trump volvió a denunciar una "caza de brujas" y refutó cualquier "colusión" con Rusia durante la campaña presidencial del año pasado.

"Toda esta historia de Rusia justo cuando los republicanos están impulsando una histórica reforma y recorte de impuestos, ¿es una coincidencia? ¡NO!", escribió.

Ante las voces que la acusación podría llegar hasta Trump, el gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, aliado del presidente, señaló en la prensa que "el presidente no está bajo investigación, nadie le ha dicho que lo estaba".

Fuente Agencias dpa y EFE.