Almagro redobla su denuncia a la "dictadura" de Maduro con Tintori y Ceballos

En su primera aparición pública tras pedir la suspensión de Venezuela del ente, Almagro dijo que "de una dictadura se sale por elecciones" y por eso exige a Maduro que convoque a la mayor brevedad comicios generales, libres y con observación internacional.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, redobló hoy su denuncia de la "dictadura" del presidente Nicolás Maduro en Venezuela compareciendo en la organización junto a Lilian Tintori y Patricia de Ceballos, esposas de políticos presos en el país.

En su primera aparición pública tras pedir la suspensión de Venezuela del ente, Almagro dijo que "de una dictadura se sale por elecciones" y por eso exige a Maduro que convoque a la mayor brevedad comicios generales, libres y con observación internacional.

Relacionado: 5 claves sobre la Carta Democrática Interamericana de la OEA
"De una dictadura se sale por elecciones, eso fue así en Uruguay, Chile, Argentina. De las dictaduras se sale con elecciones y esa es la solución", afirmó el excanciller uruguayo (2010-2015), sentado junto a las familiares de políticos presos en Venezuela, Tintori, Ceballos y Oriana Goicoechea.

Los tres pidieron "auxilio" a los países de la OEA para que apoyen la propuesta de Almagro de suspender a Venezuela si no celebra elecciones generales en 30 días, una medida de sanción para la que se necesita el apoyo de dos tercios (24) de los 34 Estados miembros.

Lea más: El día que Donald Trump empezó a referirse a Venezuela
Preguntado por si sería un fracaso que las naciones americanas no secundaran su propuesta, Almagro dijo: "el único fracaso sería el haberme callado la boca ante las tremendas violaciones a la institucionalidad democrática, los derechos humanos, civiles y políticos en Venezuela".

El excanciller de José Mujica, que lidera la OEA desde mayo de 2015, asegura que "sí ha habido un cambio fundamental" desde que él comenzó sus denuncias al Gobierno venezolano hace un año y medio, porque el "régimen dictatorial" de Maduro "ya no tiene impunidad".

"La impunidad que tenía para demonizar a la oposición no existe más porque lo estamos marcando, porque estamos poniendo ese tema en la agenda internacional y lo estamos denunciando en los ámbitos que corresponde", defendió.

Almagro tiene previsto mantener reuniones esta semana con la presidencia de turno del Consejo Permanente, que ostenta Belice, y con los coordinadores de los grupos regionales del organismo, según indicó en respuesta a una pregunta de Efe.

El titular de la OEA expresó su deseo de respetar los tiempos de los países miembros para que tomen su decisión, aunque adelantó que, si esas reuniones "no arrojan novedades", "se irá haciendo público como corresponde".

Preguntado por si ha hablado sobre el tema con representantes del Gobierno de Donald Trump, respondió: "a pesar de que soy un agente de la CIA no he tenido muchos contactos", en alusión a la acusación de trabajar para la Inteligencia estadounidense que le ha hecho repetidamente el Gobierno venezolano.

La comparecencia fue interrumpida nada más comenzar por la representante venezolana en la OEA, Carmen Luisa Velásquez, quien acusó a Almagro de usar el ente para "fines proselitistas" y anunció que ha pedido al Consejo Permanente consultar a los otros 33 países miembros para evaluar la conducta "deplorable" del secretario.