AMDC y JICA desarrollarán proyecto para el control y mitigación de desastres

Esto dejará cuatro productos importantes para la capital, como el fortalecimiento de las capacidades para realizar investigaciones y análisis detallados para identificar y caracterizar fenómenos de desastres

A partir del próximo año la Alcaldía Municipal comenzará la ejecución del “Proyecto para el control y mitigación de desastres en laderas del Distrito Central”, mediante el cual se fortalecerán las capacidades de la institución en distintas áreas relacionadas a la prevención de contingencias en estas zonas.

En ese sentido el titular de la comuna, Nasry “Tito” Asfura, y funcionarios de Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) firmaron un acuerdo de colaboración para llevar a cabo el plan, en el que tendrá la colaboración de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Esto dejará cuatro productos importantes para la capital, como el fortalecimiento de las capacidades para realizar investigaciones y análisis detallados para identificar y caracterizar fenómenos de desastres en laderas, explicaron técnicos de la Unidad Municipal de Gestión Integral de Riesgo (UMGIR).

Además, las capacidades para el diseño, construcción, supervisión y mantenimiento de las medidas estructurales de atención ante riesgos de desastres en laderas de pequeña y mediana escala; para desarrollar mapas de amenazas y riesgos, y de regular el ordenamiento territorial en las áreas en riesgo de desastres en laderas.

La firma de la minuta del proyecto es el resultado de una serie de discusiones e intercambio de puntos de vista sobre la iniciativa, que una misión de la JICA sostuvo con la comuna y otras organizaciones involucradas en la misma, indicaron.

El período de desarrollo del proyecto tendrá un aproximado de tres años con nueve meses, de 2018 a 202, teniendo como ente ejecutor a la municipalidad y como colaboradores a Copeco y la UNAH.

La zona identificada para su ejecución es el municipio del Distrito Central, con contraparte de la Alcaldía Municipal, Copeco y la UNAH, declararon.

El alcalde Asfura agradeció a los personeros de la JICA el importante aporte que ofrecen a la ciudad, ya que este tipo de iniciativas vienen a reducir el impacto que pueden tener las lluvias en los sectores de mayor vulnerabilidad.

Y es que Tegucigalpa y Comayagüela, en especial, cuentan con muchas zonas de ladera en riesgo de deslizamiento de tierra y rocas, como la que se activó producto de la saturación del suelo, la mañana del pasado domingo en la salida al oriente, a la altura de la colonia Villa Nueva.