Basura proveniente de Guatemala, amenaza con desaparecer la vida marina de Omoa e Islas de la Bahía