Cardenal: La democracia está en crisis. Padece la "fiebre de las ideologías y de la violencia"

Los sectores rivales se consideran unos a otros como enemigos y no como adversarios.

El cardenal Oscar Andrés Rodríguez deploró hoy que Honduras no haya podido progresar, por culpa de la falta de civismo y de respeto entre semejantes.

La democracia está en crisis, sentenció el líder de la Iglesia Católica al atribuir esta circunstancia al hecho que los sectores rivales se consideran unos a otros como enemigos y no como adversarios.

Textualmente, el purpurado reflexionó: "Con un adversario se puede dialogar, pero con el enemigo no. Entonces vamos al abismo...a la destrucción".

Hay que calmar las fiebres y volver al Señor Jesús, pidió el cardenal Rodríguez a los feligreses que asistieron hoy al servicio religioso en esta capital.

En seguida, el jerarca del catolicismo razonó: "Si Honduras es curada de las fiebres perniciosas, seremos capaces de descubrir que todos estamos en este mundo para hacer el bien y no para destruir".

Sobre este mismo renglón de pensamiento, Rodríguez alertó: "La fiebre de las ideologías y de la violencia sin sentido es la que hace más daño a Honduras". ¡Cuánta fiebre padece la sociedad tan indiferente hacia su prójimo y hacia sus responsabilidades con Honduras, clamó finalmente el cardenal.