Cerca de una treintena de quemados por pólvora

A nivel nacional, el número de personas lesionadas por la manipulación de pólvora alcanza las tres decenas, pese a la intensa campaña para prohibir la venta de cohetes y morteros.

Cerca de tres decenas de personas, entre niños y adultos resultaron con lesiones por quema de pólvora. No surtieron efecto las intensas campañas orientadas a prohibir la venta de morteros, cohetes y otros productos explosivos.

En el Hospital Escuela han sido atendidos unos 20 infantes y mayores, mientras en San Pedro Sula llegaron seis personas con quemaduras.

Al cierre del 2016 el informe oficial reportaba un total de 47 personas entre niños y adultos de todo el país, que fueron atendidos con quemaduras por descuidos, manipulación incorrecta de la pólvora y accidentes de cocina.

19 de estas personas ingresaron al Hospital Escuela Universitario, de este total, 13 personas, entre niños y adultos, fueron hospitalizados entre el primero y el 25 de diciembre. Seis pacientes más ingresaron la noche del 31.

El hospital Gabriela Alvarado de Danlí también recibió a una persona con quemaduras en su pierna producto del estallido de varios cohetillos en la bolsa de su pantalón.

Mientras en el Hospital Santa Teresa de Comayagua se reportó el ingreso de un niño al que le fueron amputados dos dedos tras la explosión de un mortero en su mano derecha.

La gran afluencia de quemados también se registró en el Hospital Mario Catarino Rivas.
De acuerdo al informe final del centro hospitalario se hospitalizaron a 24 personas, la mayoría niños, por lesiones causadas por artefactos explosivos.