Continúa el estire y encoje en torno al concurso de docentes en el país.

El vicepresidente del la dirigencia del Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (Coprumh), Carlos Suazo, considera que debido a las irregularidades presentadas, el concurso debe realizarse nuevamente.

No hay claridad del como las autoridades de educación elaboraron el listado de docentes que aprobaron el concurso de plazas, por lo que la dirigencia magisterial reiteró que lo mejor es anularlo.

El vicepresidente del Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (Coprumh), Carlos Suazo, considera que debido a las irregularidades presentadas, el concurso debe realizarse nuevamente.

A su juicio del también miembro de la Junta de Selección Docente Nacional, en el concurso se cometieron un sin número de irregularidades, y los proceso que se siguieron no están amparados en Ley.

Además, en los informes revisados se encontraron que los reactivos fueron mal redactados, debido a la acción que realizó la empresa contratada para realizar las pruebas, por lo que se dio el alto índice de reprobación.

Suazo, es del criterio que lo más correcto es que las autoridades realicen nuevamente el proceso de concurso de una manera clara, trasparente y que reúna todas las garantías técnicas y científicas que debe reunir la prueba.

De no ser anulado el proceso, será un problema grave porque la secretaria ha asumido un papel que no le compete, no registrada en la Ley, donde los listados son originados por las juntas departamentales y la junta nacional de selección.

“A nosotros solo nos informaron que se había aplicado una media que consistía en la sumatoria de todas las notas, y se dividía entre todos los concursantes, y según la ley para que alguien pueda aprobar tiene que sacar 75%”, dijo.

Agregó, que si se aplica la media en mención significa que los maestros que se reprobaron con 62 en su momento ahora si pueden aprobar.