Continúan en vigencia las alertas en la zona Sur del país y otros departamentos

La alerta es vigente también para los municipios aledaños a las riberas de los ríos Ulúa y Chamelecón y comprende: San Pedro Sula, Potrerillos, Pimienta, Villanueva, La Lima, Choloma, Puerto Cortés y San Manuel en el departamento de Cortés; El Progreso, Santa Rita y el Negrito, en Yoro; hasta el Ramal del Tigre en el municipio de Tela, Atlántida; también las zonas bajas de Baracoa en Cortés y La Fragua.

El Comité de Alerta de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) determinó extender alerta verde para los departamentos de Santa Bábara, Copán, Ocotepeque, Lempira, Intibucá, Francisco Morazán, La Paz, Comayagua Y Choluteca

La alerta es vigente también para los municipios aledaños a las riberas de los ríos Ulúa y Chamelecón y comprende: San Pedro Sula, Potrerillos, Pimienta, Villanueva, La Lima, Choloma, Puerto Cortés y San Manuel en el departamento de Cortés; El Progreso, Santa Rita y el Negrito, en Yoro; hasta el Ramal del Tigre en el municipio de Tela, Atlántida; también las zonas bajas de Baracoa en Cortés y La Fragua.

Según los pronósticos del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco indican que continuarán las condiciones de lluvias y chubascos de variada intensidad acompañados de actividad eléctrica en la mayor parte del país.

Debido a la saturación en el suelo y las persistentes lluvias el Sistema de Alerta Temprana (SAT) reitera a la ciudadanía que deben observar aquellas zonas con riesgo de deslizamientos y derrumbes, además, estar atenta ante cualquier problema estructural en sus viviendas, con el objetivo de proteger sus vidas.

El Sistema de Alerta Temprana (SAT) recomienda especial observación a los niveles en los ríos, con el objetivo de salvaguardar las vidas en caso de incrementos en sus caudales.

Copeco les recuerda que la temporada ciclónica finaliza hasta el próximo 30 de noviembre por lo que se deben mantener todas las medidas de prevención necesarias, con el fin primordial de salvaguardar la vida de los ciudadanos.

A la población que reside en estas zonas bajo alerta se les solicita realizar evacuaciones preventivas y mantener el monitoreo de su entorno para identificar y mitigar posibles riesgos como cunetas o canaletas que estén obstruidas y que puedan generar inundaciones o ramas de árboles que puedan poner en peligro sus vidas o sus viviendas.

A los Comité de Emergencia Local y Municipal se les instruye mantener en constante monitoreo de las cantidades de lluvias y niveles de los ríos para alimentar los umbrales de información de Copeco de forma oportuna a fin de tomar las medidas que sean necesarias.

Para tranquilidad de la población Copeco se mantendrá informando sobre el desarrollo de las condiciones climáticas y realizando las acciones técnicas, científicas y de campo que permitan salvaguardar la vida y bienes de la población hondureña.