De cada cien jóvenes entre 12 y 30 años, 25 no estudian ni trabajan

Otro 27 por ciento, que es correspondiente a 864,000 niños y jóvenes, están dedicados exclusivamente a sus estudios, detallan los informes levantados sobre el tema.

Es agudo el problema de los niños y jóvenes que están a la deriva porque no cumplen su jornada académica y tampoco se dedican a una actividad económica.

Los estudios del mercado laboral de Honduras, señalan que el 25 por ciento del total de la población entre 12 y 30 años, unas 800 mil personas, ni estudian ni trabajan, en su mayor parte mujeres.

El mayor porcentaje de jóvenes en esta condición se concentran en el rango entre 20 y 30 años, un total de 488 mil personas que literalmente "no hacen nada".

Otro 27 por ciento, que es correspondiente a 864,000 niños y jóvenes, están dedicados exclusivamente a sus estudios, detallan los informes levantados sobre el tema.

Hay que hacer notar que las oportunidades de trabajo están restringidas para los jóvenes. Menos de la mitad de los hondureños comprendidos entre 12 y 30 años están empleados en los distintos renglones laborales.

Un millón y medio de menores de 30 años están insertados en el mercado de trabajo nacional, pero cerca de un millón 700,000 jóvenes se encuentran desempleados.

Y del fragmento que cuenta con un empleo, un poco más de la mitad se desempeña en el sector privado, un 20 por ciento lo hace por cuenta propia, un 19 por ciento realiza tareas específicas no remuneradas y sólo un cuatro por ciento son trabajadores públicos.

Un dato importante desprendido de la encuesta de hogares realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), es que la mayoría de jóvenes que han logrado insertarse en la población económica, son hombres.

Los hallazgos plasmados en el análisis del mercado de trabajo juvenil, destacan, asimismo, que en el área urbana hay más hombres que mujeres trabajando, una diferencia que tiende a crecer en la zona rural.

Como es lógico que ocurra, en la medida en que se incrementa la edad, el porcentaje de jóvenes que se dedican exclusivamente a estudiar, disminuye.