Diálogo debe ser en busca de una paz que fraternice: Padre Ovidio

El padre Ovidio, aprovecho la oportunidad para recordar a los hondureños, que Honduras es un pueblo noble y que en esta época cada ciudadano debe buscar esa luz para que el niño Dios renazca en los corazones y se encuentre la paz.

El sacerdote católico Ovidio Rodríguez, hizo un llamado a los hondureños a vivir una navidad en paz y de reconciliación con Dios y con los hermanos, a la vez que abogo por que el diálogo que se ha iniciado a petición del presidente Hernández venga a dar una paz que fraternice a los hondureños.

“Queremos la paz que nos fraternice, por medio de un diálogo abierto, sincero que se haga lo que se tenga que hacer, si lo debe legitimar un tercero que no sea uno nuestro pues sería lo mejor”.

“Pero Buscar un diálogo de verdad, no de acomodarse, ni de repartirse el pastel, un diálogo que reforme lo que hay que reformar para que la próxima vez tengamos una paz no ficticia, no paz de equilibrio de fuerzas sino paz que nos haga hermanos” reiteró.

El padre Ovidio, aprovecho la oportunidad para recordar a los hondureños, que Honduras es un pueblo noble y que en esta época cada ciudadano debe buscar esa luz para que el niño Dios renazca en los corazones y se encuentre la paz.

“El fruto de la justicia es la paz, cuando haya justicia habrá paz y por eso hay que trabajar por eso Jesús viene como niño y se hace pequeño para engrandecer el ser humano”.

Añadió, “hoy la estrella de la fe debe llevar a doblar rodillas ante Dios ante el pequeño que nace el Emanuel para estar de pie ante tantos desafíos que vive nuestra Honduras es el tiempo de fraternizar”.

El religioso expresó que es importante que los hondureños no se dejen robar la alegría de la navidad por nada ni por nadie, pero dejo claro que la verdadera navidad no es “comprar y vender porque Dios no se compra ni se vende, Él no está en la oferta y la demanda”.

A renglón seguido remarcó que “la navidad es sagrada y debe prevalecer la cultura del encuentro con Dios, ese ser Divino que sale a nuestro encuentro en la persona de Jesús para que nos acerquemos con mano solidaria a los demás”.

El líder de la iglesia católica finalmente dijo “démosle la posibilidad a Dios que entre en nuestro corazón para que haga una historia de salvación con cada hondureño, con cada hondureña para vivir la paz en familia”.