EE. UU. cancela TPS a nicaragüenses

Migrantes. La secretaria interina de Seguridad Interna, Elaine Duke, anunció en un comunicado el fin de la designación de Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) para Nicaragua a partir del 5 de enero.

El Gobierno de EE. UU. anunció ayer la extensión durante seis meses del Estatus de Protección Temporal (TPS) para Honduras y el fin de este mismo programa para Nicaragua, por lo que 5,349 migrantes de este país centroamericano perderán sus permisos para vivir y trabajar en suelo estadounidense.

El TPS para Honduras quedó provisionalmente extendido hasta el 5 de julio de 2018, mientras que el de Nicaragua verá su fin el 5 de enero de 2019, de acuerdo con la decisión adoptada ayer por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de EE. UU.

Miles de migrantes centroamericanos y haitianos en Estados Unidos esperaban con ansiedad la decisión del gobierno de Donald Trump sobre el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés), el programa que les permite vivir y trabajar por un período limitado de tiempo en territorio estadounidense.

Unas 325,000 personas, la gran mayoría de Centroamérica y de Haití, se benefician actualmente del TPS, creado por el Congreso estadounidense en los años 1990 para amparar a migrantes que por desastres naturales o conflictos armados no podían regresar de manera segura a sus países.

Renovado cada 18 meses por los Gobiernos sucesivos, el TPS estuvo bajo la mira de Trump, que llegó a la Casa Blanca con un discurso antiinmigrante. Su jefe de gabinete, John Kelly, ya se manifestó partidario de revisar este estatus especial, aduciendo que algo concebido para ser temporal no se puede volver permanente.

Líderes religiosos piden a Donald Trump extender TPS a Honduras y Nicaragua
Más de 300,000 personas pueden ser eventualmente deportadas si el Departamento de Seguridad Interna (DHS), responsable del TPS, decide dejar de designar a El Salvador, Honduras, Nicaragua y Haití
merecedores de este privilegio.jefa interina del DHS, Elaine Duke, en una carta enviada el martes pasado.
En mayo pasado, Kelly, entonces titular del DHS, anunció que solo postergaría seis meses el TPS que vencía en julio para los haitianos, alentándolos a prepararse para su regreso a casa “en caso de que la designación de Haití no se extienda de nuevo”.

El TPS también beneficia a personas de Nepal, Sudán del Sur, Siria, Yemen y Somalia. En septiembre, Duke dijo que el beneficio para Sudán terminará el año que viene.