El Teatro Nacional de Costa Rica es declarado patrimonio histórico

La Asamblea Legislativa aprobó el lunes en segunda y última votación la declaración patrimonial para el Teatro Nacional, un recinto inaugurado en 1897.

El Nuevo Diario. El Teatro Nacional de Costa Rica, una de las joyas arquitectónicas del país, fue declarado Patrimonio Histórico Arquitectónico y de Libertad Cultural, con lo que las autoridades esperan se mantenga la memoria colectiva, informó hoy el Ministerio de Cultura.

"Agradecemos esta iniciativa de los diputados. Es una muestra más de la sensibilidad creciente por el patrimonio en distintos sectores. Nos otorga una herramienta invaluable ante la etapa próxima que vivirá eventualmente el Teatro y su plan de salvaguarda", dijo hoy en un comunicado la ministra costarricense de Cultura, Sylvie Durán.

La Asamblea Legislativa aprobó el lunes en segunda y última votación la declaración patrimonial para el Teatro Nacional, un recinto inaugurado en 1897.

El director del Teatro, Fred Herrera, comentó que la declaración de símbolo "es un honor supremo" debido a que es la forma en que "el pueblo de Costa Rica escoge las imágenes más representativas de nuestra esencia".

El Teatro Nacional de Costa Rica fue declarado hoy Patrimonio Histórico Arquitectónico y de Libertad Cultural. /Fotografía tomada de la página viajejet.com- El Teatro Nacional de Costa Rica fue declarado hoy Patrimonio Histórico Arquitectónico y de Libertad Cultural. /Fotografía tomada de la página viajejet.com -

"El Teatro Nacional es el primer gran símbolo en el sentido de una edificación, en la que están depositadas las aspiraciones de la generación que llamamos liberal, que a finales del siglo XIX quiso proponer una senda basada en la educación, la cultura y la paz. Después de 120 años tuvieron razón porque la historia no los ha desmentido. El Teatro es el lugar donde el impulso por la educación y la cultura están representados", dijo Herrera.

La construcción del Teatro Nacional inició en 1891, pero no fue hasta el 19 de octubre de 1897 que tuvo lugar su inauguración oficial.

La ópera "Fausto", de Charles Gounod, interpretada por la Compañía Francesa Aubry, fue la encargada de estrenar el escenario.

Este símbolo de la capital costarricense se caracteriza por su estilo neoclásico y fue construido con los impuestos a las exportaciones de café, entonces la principal fuente de ingresos del país, y en manos de una ascendente oligarquía que aportó recursos para la obra.