En un 80% abastecido de medicamentos el Hospital Mario Mendoza

Según la directora del centro asistencial América Chirinos, dijo que en la primera semana de noviembre entra la otra compra de medicamentos que se realizó por medio del fideicomiso con banco del Occidente.

En un 80 por ciento se encuentra abastecido de medicamentos el hospital Psiquiátrico Mario Mendoza, destacando el suministro de antidepresivos y antipsicóticos o vitales.

Según la directora del centro asistencial América Chirinos, dijo que en la primera semana de noviembre entra la otra compra de medicamentos que se realizó por medio del fideicomiso con banco del Occidente.

“Además, se ha hecho una gestión con el hospital Psiquiátrico San Juan de Dios de Olancho de prestarnos de medicamentos que nos falta y nosotros darles los que necesitan ellos”, apuntó la funcionaria.

La galena, reafirmó que “no hay tal desabastecimiento, ni se cuenta con medicamentos vencidos ya que durante el presente gobierno de Juan Orlando Hernández y gracias a las compras de medicamentos por medio de fideicomiso todos los hospitales se encuentran abastecidos, detalló.

Seguimos trabajando para dar lo mejor a nuestros pacientes ya que en lo que va del año, hay una baja esta modalidad de consultas ambulatorias se han atendido 661 pacientes, con un promedio de 85 personas a diario, mientras que en 2016 se registraron 1,271 pacientes.

El Mario Mendoza también ha implementado la terapia ocupacional para manejar el estrés y otras patologías con pacientes, beneficiando a 914 personas hasta septiembre, siendo atendidos de manera mensual de unos 180 enfermos.

Mientras tanto, en la Consulta Externa, es el área de mayor tráfico de pacientes con unas 6 mil atenciones al mes, sumando ya 43,331 favorecidos, lo que refleja un bajo número con relación al 2016, con 62,331.

Las principales enfermedades por las que acuden las personas son la depresión y trastornos de bipolaridad en las mujeres, mientras que hombres son la esquizofrenia ataques de pánico y el consumo de drogas, y en los niños el déficit de atención y la hiperactividad.