Esperan ajustes del plan monetario en Costa Rica

Se pronostica por parte de varios expertos que el Banco Central deberá ajustar algunas proyecciones por las medidas de política monetaria tomadas durante el primer semestre.

En las próximas dos semanas, el Banco Central deberá presentar la revisión del Plan Monetario que hizo en diciembre pasado.

Se pronostica por parte de varios expertos que el Banco Central deberá ajustar algunas proyecciones por las medidas de política monetaria tomadas durante el primer semestre.

Ajustes a la baja en crecimiento económico, al alza en tasas de interés e inflación (aunque este siempre dentro del rango meta), todo esto causado por el déficit fiscal, que deberá también tener un ajuste al alza en su proyección.

Ajuste a la baja en crecimiento económico

El país entra en una desaceleración económica (como ya lo dijimos en la pasada edición de Inversionista), esto impulsado principalmente por la baja en el consumo de los hogares y las empresas.
Como segunda razón de la baja, se espera un decrecimiento en la colocación de créditos en ambas monedas, principalmente por el alza en las tasas de interés.
Asimismo, se prevé una revisión a la baja en las proyecciones de demanda interna y de la liquidez en moneda nacional (ver recuadro de proyecciones).

Hay quienes esperan que la proyección de crecimiento del PIB de inicios de año del 4,1% baje a un 3,5%, algo que los economistas previeron en la nota de Inversionista de febrero pasado.

Tasas de interés e inflación al alza

Los dos macroprecios que se espera tengan más movimientos en el segundo semestre del año son las tasas de interés en ambas monedas, así como la inflación (esta segunda siempre dentro del rango meta del BCCR).

Para las tasas de interés, sus proyecciones deben incluir las repercusiones por las medidas de Política Monetaria tomadas durante este primer semestre (analizadas en varias ediciones de Inversionista en abril y mayo), por lo que deben ir al alza.

Es de esperar incluso una nueva subida de la Tasa de Política Monetaria, principalmente para que esté más cerca a lo que realmente se está cobrando en el mercado de liquidez, 0,75 puntos porcentuales más.
Esto la ubicaría en un 5,25% (volviendo al valor máximo de enero de 2015).

La Tasa Básica Pasiva podría llegar hasta el 7% aproximadamente (mismo valor de julio 2014), impulsada por los ajustes en las tasas de captación de los bancos y financieras de sus bonos de seis meses a un año que han tenido que subir por las captaciones de Central Directo.

En cuanto a la inflación, empieza a ser mayor de lo que nos tenía acostumbrados el pasado año y medio, en el que incluso estuvimos con inflaciones negativas.

El indicador se espera pueda llegar a cerca a del 2% (apenas el piso del rango meta del BCCR, el techo es 4%).

La inflación acumulada a junio es del 1,01%, el año pasado a esa misma fecha fue prácticamente de 0%.