Estados Unidos dijo estar "alarmado" por el uso de armas químicas por parte del régimen sirio y volvió a apuntar a Rusia

"El uso de armas químicas por cualquiera de las partes en Siria debe terminar inequívocamente. El pueblo de Siria está sufriendo, el resto del mundo está mirando".

El gobierno de Estados Unidos está "gravemente alarmado" por las acusaciones de uso de armas químicas contra civiles por parte del régimen de Bashar al Assad, expresó este lunes el Departamento de Estado.

La declaración evoca una grave preocupación tras tres presuntos ataques con cloro en Guta Oriental durante las últimas semanas. Los responsables del uso de armas químicas, incluido el cloro o cualquier otra substancia química, deben responder por sus actos, según precisa el comunicado del Departamento de Estado.

El departamento de Estado dijo que se trata del sexto ataque de este tipo en Siria en los últimos 30 años. También volvió a acusar a Moscú de proteger a su aliado.

"Al proteger al régimen sirio, Rusia no respeta sus compromisos", agregó la portavoz Heather Nauert en una declaración.

"El uso de armas químicas por cualquiera de las partes en Siria debe terminar inequívocamente. El pueblo de Siria está sufriendo, el resto del mundo está mirando".

Estados Unidos acusó a Rusia este lunes de retrasar la adopción de una condena de la ONU contra los presuntos ataques con armas químicas que han dejado varios heridos, incluidos niños, en los últimos días en Siria.

La embajadora estadounidense Nikki Haley dijo al Consejo de Seguridad que había "pruebas evidentes de decenas de víctimas" para comprobar el uso de cloro en los ataques a Guta Oriental, región rebelde al este de Damasco.

"Ahora tenemos información de que el régimen de Al Assad ha usado gas cloro contra su propio pueblo en varias ocasiones durante las últimas semanas, inclusive ayer", informó Haley.

Rusia respondió acusando a Estados Unidos de sostener una "campaña propagandística" para culpar falsamente al presidente Bashar al Assad.

Estados Unidos propuso un borrador de declaración para condenar el uso de armas químicas en Siria, pero Rusia pidió aplazar la resolución para poder hacer comentarios, dijeron diplomáticos.

"Rusia atrasó la adopción de esta declaración -una simple condena por los niños sirios que resultaron asfixiados por el gas cloro", añadió.

La guerra en Siria ha provocado la muerte de más de 340.000 personas y ha desplazado a millones desde que comenzó en marzo de 2011, con una brutal represión de protestas pacíficas antigubernamentales.

La de Guta Oriental es una de las cuatro "zonas de distensión" definidas el año pasado por los aliados rebeldes de Turquía y los socios del gobierno sirio, Irán y Rusia.

Pero la violencia se ha intensificado en las últimas semanas en esta zona, con al menos 11 civiles muertos en incursiones en el distrito sólo el viernes.

Se sospecha que durante este mes el cloro ha sido utilizado en dos ocasiones por el régimen en la Guta Oriental, provocando problemas respiratorios entre los civiles.

La ONU ha levantado la voz por la utilización de armas químicas en este conflicto, en particular en 2014 y 2015. Algo que el régimen niega con vehemencia.

Tomado de "Infobae".