Guatemala tiene un plazo para montar un sistema confiable y verificable para evitar la contaminación

El gobernante refirió que se ha venido trabajando con Guatemala desde hace varios años y reconoció que el vecino país ha hecho trabajos de limpieza para evitar que el río Motagua arrastre desechos y basura hasta las costas de Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández afirmó que Guatemala tiene un plazo para montar un sistema confiable y verificable para evitar la contaminación de las aguas del río Motagua, que provoca problemas de acumulación de basura en las playas de Omoa y otros sectores del Caribe de Honduras.

Hernández, en conferencia de prensa en Casa de Gobierno, dijo que el vecino país tiene un plazo para mejorar su esquema de protección del río; sin embargo, avizoró que lo más beneficioso para ambas partes sería crear un sistema de monitoreo que incluya a las dos naciones y a un tercer sector internacional invitado.

El gobernante refirió que se ha venido trabajando con Guatemala desde hace varios años y reconoció que el vecino país ha hecho trabajos de limpieza para evitar que el río Motagua arrastre desechos y basura hasta las costas de Honduras.

Sin embargo, dijo que ha llegado el momento de reconocer que la limpieza no es suficiente, porque “lo que se necesita es construir un sistema que obligue a Guatemala y Honduras a monitorear de manera permanente el lugar de origen de la contaminación”.

Hernández dijo que el lugar de origen está en todos los municipios de Guatemala por donde pasa el río Motagua, y aunque puedan haber alcaldes y líderes locales contrarios a las tendencias del Gobierno, lo que se debe hacer es, como país, garantizar que se realizará la labor de monitoreo.

Agregó que para garantizar el buen trabajo en el sistema se debe invitar a un tercer sector, de preferencia internacional, bien sea una ONG de prestigio en el sector ambiental o un país como Chile, que lidera una iniciativa para limpiar los océanos.

“Honduras ya es parte de ese programa porque sabemos el efecto que tiene en los océanos”, confió Hernández y reconoció que Honduras debe revisar las buenas prácticas que existen en otros países.