Honduras ha bajado la criminalidad como ningún país de Latinoamérica

Para alcanzar un nivel de primer mundo –expresó el mandatario- “tenemos que seguir con la represión del delito, fortaleciendo la Policía Nacional, que como nunca la estamos fortaleciendo”.

“Tenemos que llegar a ser un país con un nivel de seguridad de primer mundo”, dijo hoy el presidente Juan Orlando Hernández durante su comparecencia en un medio televisivo, en la que también afirmó que Honduras ha bajado la criminalidad como nadie en Latinoamérica lo ha logrado.

Para alcanzar un nivel de primer mundo –expresó el mandatario- “tenemos que seguir con la represión del delito, fortaleciendo la Policía Nacional, que como nunca la estamos fortaleciendo”.

Agregó el gobernante que en los cuatro años de su Gobierno se ha fortalecido la participación de los militares en los escudos aéreos, terrestres y marítimos.

Por eso –continuó diciendo- “estamos fortaleciendo la Fuerza Naval, pues por el mar ha ingresado mucha droga que al pasar por Honduras nos deja estela de muerte y de sangre”.

En los próximos cuatro años –consideró- hay que trabajar muchísimo en prevención con la familia, con las escuelas, con los colegios, con el arte, la cultura y los parques.

El titular del Ejecutivo puso como ejemplo el Parque del Campo Parada Marte de la capital, que es visitado por familias enteras, alberga conciertos y a donde, además, llegan muchas personas a practicar su deporte o hacer su actividad física favorita.

Ese nuevo parque es importante “también para que la familia se integre otra vez”, señaló.

Pese a los avances en seguridad, el presidente Hernández aceptó que “falta mucho todavía para lo que yo creo que Honduras debe de alcanzar en seguridad, pero tenemos que volver a transitar tranquilamente por las calles de Honduras a cualquier hora”.

“Necesitamos un país seguro para que nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos no vuelvan a pasar la tragedia que nuestra generación ha pasado en estos últimos 15 años”, añadió.

El mandatario recordó que, “cuando agarramos el país, era prácticamente fallido, casi un narco Estado como lo dijo un exembajador de un país importante”.

Sin embargo, resaltó que “hoy somos líderes en la región en ir mejorando los niveles de seguridad”.