Increíbles tradiciones de Fin de Año se realizan en el mundo

Toda esta gente se reúne para ver cómo baja la famosa bola de cristal que marca la entrada del nuevo año y para disfrutar de actuaciones musicales, juegos artificiales, espectáculos de globos y el súper abundante confeti, que se hace de papelitos con los deseos para el nuevo año, escritos por los neoyorquinos.

Increíbles tradiciones o maneras de celebrar la llegada de un nuevo año se llevan a cabo en diferentes partes del mundo, para el caso la “Noche Vieja” en Nueva York es una de las más famosas del mundo, con cerca de un millón de personas congregadas en la zona denominada Times Square.

Toda esta gente se reúne para ver cómo baja la famosa bola de cristal que marca la entrada del nuevo año y para disfrutar de actuaciones musicales, juegos artificiales, espectáculos de globos y el súper abundante confeti, que se hace de papelitos con los deseos para el nuevo año, escritos por los neoyorquinos.

Mientras en Nueva York es la temporada de invierno, en Sídney, Australia es verano y para celebrar la “Noche Vieja” acostumbran a ir a la playa a celebrar la entrada del nuevo año haciendo el mayor ruido posible: suenan las bocinas de los coches, las campanas de las iglesias y silbatos de todo tipo, acompañado por una espectacular noche de luces con juegos artificiales.

Por otra parte en Hong Kong, al igual que ocurre en el resto de China, no se celebra el Año Nuevo y esto se debe a que esta festividad se rige por el ciclo lunar, lo que provoca que el nuevo año chino comience entre el 21 de enero y el 20 de febrero y las fiestas pueden llegar a durar dos semanas.

La gente se aglomera y llena las calles en donde se celebran todo tipo de coloridos desfiles, con espectáculos pirotécnicos, como una tradición que supuestamente ayuda a ahuyentar a los malos espíritus y atrae la buena suerte para el nuevo año.

Y para finalizar no podemos dejar de mencionar la ciudad de La Santa Sede, Roma, en donde la tradición dice que no se puede empezar el año con buen pie si no es comiendo lentejas. Otra tradición típicamente italiana es la de regalar a las mujeres lencería íntima de color rojo, ya que ello supuestamente atraerá la buena suerte en el nuevo año.

Obligada resulta también la visita a la Plaza del Popolo, en la que se congregan miles y miles de personas durante la noche del 31 de diciembre para celebrar el año nuevo disfrutando de conciertos de música clásica, de rock y música bailable, entre otras actividades.

Fuente El Ribereño.