Jóvenes del área rural son los más excluidos de la cobertura educativa

Los datos actualizados hasta junio de este año, subrayan que el 11 por ciento de la población hondureña permanece en la oscuridad lectiva. San Pedro Sula tiene un analfabetismo más alto en comparación con Tegucigalpa.

Son los jóvenes de la zona rural entre 15 y 17 años los que más sufren la exclusión educativa en Honduras.

La tasa de cobertura para este grupo de la población es de apenas 20 por ciento, mientras que en el sector urbano es de 43 por ciento, indican los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La única categoría en la cual se muestra un alto porcentaje de atención en las comunidades no urbanas es la que está compuesta por los niños de seis a 11 años, con un 92 por ciento.

Como una consecuencia lógica de esta situación de inequidad, la población de la zona rural tiene el más bajo grado de estudios y, en consecuencia, menor margen de desarrollo de sus potencialidades .

Los registros oficiales indican que en estos comprendidos, los compatriotas apenas alcanzan en promedio seis años de educación, contra los hondureños asentados en las zonas urbanas, donde la escolaridad es de nueve años.

Los informes del Instituto Nacional de Estadísticas, enfatizan que las tasas de analfabetismo son más altas entre los hondureños de mayor edad.

Para el caso, en el grupo de personas de 60 años y más el nivel de ignorancia académica es de alrededor de 30 por ciento con mayor acento entre las mujeres.

Y en la categoría entre los 45 y los 59 años, la tasa de compatriotas que no saben leer ni escribir llega al 15 por ciento, mientras que en la escala entre 36 y 44 años, la tasa de analfabetismo promedio es de 10 por ciento.
En el segmento entre los 15 y los 35 años, el porcentaje de las personas que no han recibido la luz del conocimiento mínimo en la lecto-escritura, varía entre cuatro y siete por ciento.

Los datos actualizados hasta junio de este año, subrayan que el 11 por ciento de la población hondureña permanece en la oscuridad lectiva. San Pedro Sula tiene un analfabetismo más alto en comparación con Tegucigalpa.

En la ciudad industrial, este porcentaje es del cinco por ciento y en el Distrito Central llega a cuatro por ciento, de conformidad con los datos contenidos en los documentos estadísticos oficiales.

Otro aspecto relevante es que en la zona urbana, el analfabetismo llega al seis por ciento, contra un indicador del 17 por ciento que reporta la región rural.