Kevin Spacey declara su homosexualidad tras ser acusado por el actor Anthony Rapp de acosarlo cuando tenía 14 años

Tarantino conocía el acoso de Weinstein: "Debería haber hecho más de lo que hice"

Tarantino conocía el acoso de Weinstein: "Debería haber hecho más de lo que hice"

La actriz Annabella Sciorra acusa a Harvey Weinstein de haber irrumpido en su casa y de haberla violado
Hollywood se ha convertido en la tormenta que no cesa desde que salieron a la luz las acusaciones de abusos sexuales contra el productor Harvey Weinstein.

Al margen de las denuncias contra el productor, otro capítulo tiene como protagonista a una de las estrellas más respetadas en el campo profesional, Kevin Spacey, que ha incendiado Twitter con un comunicado en la red social tras haber sido acusado por el también actor Anthony Rapp por un supuesto acoso hace más de 30 años, en 1986.

En aquella época, el actor de Star Trek: Discovery era menor de edad -tenía 14 años- y asegura que Spacey, tenía entonces 26 años, buscó un encuentro íntimo en su apartamento de Manhattan (Nueva York) cuando estaba bajo los efectos del alcohol.

Era 1986.El protagonista de la serie House of Cards o de películas oscarizadas como American Beauty y The Usual Suspects, lejos de negar las acusaciones, ha manifestado en un tuit que lo admira y respeta por su trabajo, mas no recuerda nada de lo sucedido y que si realmente todo pasó como Rapp describe, le pide disculpas por actuar borracho. "Si tuvo lugar le debo a Rapp la más sincera disculpa".

Rapp, intérprete de la serie Star Trek: Discovery, acudió a la fiesta solo y era el único adolescente presente en ella, así que cuando se aburrió se metió en una habitación a ver la televisión pasada la medianoche, según los hechos relatados por Rapp al portal Buzzfeed News y recogidos por Efe.

Allí se dio cuenta de que era el único que seguía a esas horas en el evento, momento en el Spacey entró en la habitación, se le acercó y se tumbó encima con intención de mantener relaciones sexuales."Mi recuerdo era... 'bueno, todos se han ido. Debería volver a casa'", explicó Rapp a la publicación. Sin embargo, Spacey "se interpuso en la puerta mientras se tambaleaba. Mi impresión es que estaba borracho"."Trataba de seducirme. No sé si hubiera utilizado ese lenguaje.

Pero era consciente de que estaba tratando de tener sexo conmigo", aseguró Rapp.Spacey, según el relato del denunciante, le agarró "como cuando el marido agarra a su mujer" en la noche de bodas y se tumbó sobre su cuerpo. Rapp dijo no recordar cuánto tiempo permaneció Spacey en esa posición, pero explicó que tras unos segundos logró zafarse de él.

La reacción de Spacey no se hizo esperar y publicó un comunicado a través de su perfil en Twitter donde aseguraba estar "horrorizado" por la historia."Esta historia me ha llevado a abordar otros asuntos sobre mi vida. Ahora elijo vivir como un hombre gay.

Quiero afrontar esto de forma honesta y abierta, y eso empieza examinando mi propio comportamiento", indicó.
Rapp señaló que nunca volvió a hablar con Spacey tras el incidente y que el escándalo relacionado con el productor Harvey Weinstein, acusado por decenas de mujeres de acoso y abuso sexual, le animó a dar el paso y tratarlo públicamente.

"Con esto quiero arrojar luz sobre décadas de comportamientos que han continuado porque mucha gente, incluido yo mismo, hemos permanecido en silencio", sostuvo Rapp.

CríticasLa primera parte de su mensaje ha generado numerosas críticas por atribuir un acto denunciable a haber ingerido bebidas alcohólicas, pero el segundo apartado ha hecho crecer y pasar la bola a otro nivel.

Kevin Spacey reconoce que a lo largo de su vida ha mantenido relaciones sexuales con hombres y mujeres, y que en este momento de su vida se define como gay.

Con esta afirmación acalla los rumores que había sobre su tendencia afectiva. Palabras que hubieran sido mejor acogidas en las redes si no vinieran acompañadas por un turbio episodio que sigue cubriendo de oscuridad un mundo que luce bajo los focos a la vez que sube la intensidad del hedor tras las cámaras.