La “nevada del siglo” sorprende a Moscú; hay al menos un muerto

Durante el fin de semana cayó sobre la ciudad más nieve que en un mes medio, según dijo el lunes la Oficina de Meteorología. En algunas zonas cayeron hasta 55 centímetros (22 pulgadas).

Una nevada castigó a Moscú durante el fin de semana, demoró vuelos y cortó el suministro eléctrico a pueblos cercanos e incluso llevó a las autoridades a declarar un día sin clases, algo poco habitual en la capital rusa, acostumbrada a la nieve.

Durante el fin de semana cayó sobre la ciudad más nieve que en un mes medio, según dijo el lunes la Oficina de Meteorología. En algunas zonas cayeron hasta 55 centímetros (22 pulgadas).

En una ciudad donde rara vez se cancelan las clases, el alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin, dijo que no esperaba que los padres llevaran a sus hijos a la escuela el lunes.

Más de 60 mil hogares en los alrededores de Moscú se quedaron sin electricidad durante el fin de semana, aunque el servicio se restableció el lunes.

ATASCOS Y RETRASOS EN LOS AEROPUERTOS

La “nevada del siglo en Moscú”, que este fin de semana causó un muerto y varios heridos, provocó este lunes 200 kilómetros de atascos en las carreteras de la ciudad y más de un centenar de retrasos en los aeropuertos.

“Las carreteras acumulan en estos momentos 212 kilómetros de atascos”, decía esta mañana el portal “Transporte de Moscú”.

Las autoridades recomiendan a los automovilistas dejar el coche y desplazarse en el transporte público.

En los aeropuertos de la ciudad esta mañana se retrasaban más de un centenar de vuelos y otros siete fueron cancelados.

“La nevada se reanudó esta mañana (…), tenemos muchos retrasos y cambios en los horarios de vuelos”, dijo una fuente aérea a la agencia Interfax.

Durante el fin de semana, los servicios públicos han retirado de las calles y las carreteras la cifra récord de 1,2 millones de metros cúbicos de nieve.

Según las autoridades, para limpiar la ciudad de todas las precipitaciones caídas en dos días se necesitan al menos nueve jornadas laborales, pero “se tomarán las medidas necesarias” para acelerar esas labores.

“Es la primera vez en cien años que cae tanta nieve. Un verdadero desafío para los servicios públicos”, reconoció el vicealcalde de Moscú, Piotr Biriukov.

El funcionario agregó que los trabajos de limpieza se dificultan por el frío de 17 grados bajo cero y los pronósticos que auguran la continuidad de la nevada, con menor intensidad, durante los próximos tres días.

Con información de EFE y AP