Las celebraciones del 14 de febrero más insólitas

Lo cierto es que el Día de San Valentín engaña. Con sus corazones, bombones, Cupidos, canciones románticas y toda esa parafernalia con la que los centros comerciales aturden a las masas al dar por cerrada su campaña de Navidad, el 14 de febrero se ha convertido en una festividad impostada y algo hipócrita.

El día de los enamorados tiene dos vertientes: la de los adeptos invadidos por el espíritu del amor que cada 14 de febrero se visten en tonos colorados y se pasan el día esperando bombones y flores y la de los rebeldes, despechados y agnósticos de la religión amatoria que se ponen de morros en cuanto el segundo mes del año enfila su segunda semana.

Lo cierto es que el Día de San Valentín engaña. Con sus corazones, bombones, Cupidos, canciones románticas y toda esa parafernalia con la que los centros comerciales aturden a las masas al dar por cerrada su campaña de Navidad, el 14 de febrero se ha convertido en una festividad impostada y algo hipócrita.

Los datos lo reafirman: el amor y el Día de San Valentín no significan obligatoriamente lo mismo. ¿Un ejemplo? Un análisis de los estados públicos de 10.000 usuarios de Facebook revela que dos semanas antes de Navidad y el día siguiente a la celebración del Día de San Valentín son los dos momentos en los que la mayoría de las parejas deciden poner fin a su relación.

La exaltación del amor el día de San Valentín responde a un batiburrillo de tradiciones, alimentado por las estrategias de márketing de los grandes almacenes.

El santo al que la jornada amorosa debe el nombre era, en tiempos del Imperio Romano, un sacerdote que desafiando el mandato del emperador de turno, que había decidido evitar a toda costa los matrimonios porque consideraba que los solteros sin ataduras eran mejores soldados, se dedicaba a casar a jóvenes enamorados.

Al ser descubierto, y antes de ser ejecutado, le devolvió la vista a la hija ciega de uno de los oficiales que le encarceló. Se convirtió así en un mártir, convirtió al cristianismo a la familia de la curada y la joven, dicen, plantó un almendró en su honor junto a su tumba.

He aquí la explicación de por qué este árbol es símbolo del amor y la amistad duradera. La historia del beato marca solamente la fecha exacta del homenaje al enamoramiento. A partir de aquí, un remix de historias confluyen en el 14 de febrero.

Los países nórdicos los pájaros se emparejan y se aparean en esta fecha. ¿Y el angelito con alas, arco y flechas? La enciclopedia virtual también hace referencia a una especie de absorción por parte del cristianismo de una fiesta pagana.

Eros, dios griego del amor, era adorado por los antiguos romanos bajo el nombre de Cupido, en una celebración en la que abundaban las peticiones de favores relacionados con el amor a la divinidad a cambio de regalos u ofrendas.

El Día de San Valentín es, en realidad, un día más a mediados de febrero que para algunos pasa completamente desapercibido y que otros planean minuciosamente con antelación para meterse chocolate en vena, cenar a la luz de las velas, darse un atracón de comedias románticas y cantar su amor a los cuatro vientos.

También es una excusa perfecta para recibir regalos tras la resaca de presentes navideños, dar rienda suelta a los instintos más ñoños y pedir perdón. Si no hay reconciliación en un día tan señalado, poco más hay que hacer.

Además de la atmósfera empalagosa en la que flota el Día de San Valentín, esta jornada de amor es por excelencia una fuente inagotable de insólitos episodios, iniciativas que no tienen desperdicio y buenas historias que merecen ser recuperadas. Insólito San ValentínHay historias de todo tipo para ilustrar la cara más extravagante de la fiesta del amor.

El Día de San Valentín tiene tinta para escribir páginas y páginas. Pero si hubiera que dividir estas excentricidades en dos capítulos, un bando estaría liderado por las de los defensores del amor, pasión, enamoramiento y demás sinónimos ; y el otro, por los eternos despechados.

Para aquellos que decidan por principios pasar solos el 14 de febrero, y que además hayan acumulado una dosis insostenible de rencor, la tienda londinense The Last Tuesday Society ofrece los más variados artilugios para llevar a cabo una dulce venganza. Muñecos vudús inluidos.

Los que no tengan pareja y no se vean con la fuerza suficiente como para sobrellevar el día sin compañía, el portal brasileño Namoro Fake ofrece a sus usuarios novias virtuales, con precios entre 10 y 45 euros, que hasta le dejarán mensajes en su perfil de Facebook.

Para los que sí se sientan identificados por los valores del Día de San Valentín, pero les cueste llegar a fin de mes, un McDonald's de Estados Unidos ofrece esta noche por módicos precios cenas románticas a base de sus populares hamburguesas.

Y los menos motivados, también tendrán hoy la oportunidad de recuperar la ilusión. La escritora inglesa que teclea bajo el pseudónimo de Nicola Jane ha preparado para este 14 de febrero un bombazo editorial. Aprovechando el tirón de las sombras de Grey, lanzará a los expositores de las librerías una peculiar saga erótica, Follow Your Fantasy.

Se trata de una novela interactiva en la que el lector vivirá las aventuras imaginarias sexuales en primera persona saltando de página a página. Y, para hacernos reir un poco y alegrarnos el día, un portal pornográfico publica con motivo del día de los enamorados un listado de mensajes, extraídos se su apartado de comentarios, que nunca deberían de ser enviados a nuestras respectivas parejas. Curiosidades de San Valentín Rarezas al margen, el Día de San Valentín es una fiesta curiosa por naturaleza.

En Arabía Saudí su celebración está prohibida. Censuradas las rosas y los besos, a los enamorados solo les queda demostrar su amor discretamente, en silencio y en la intimidad. Las autoridades condenaron hace unos años el color rojo y calificaron de pecado celebrar el amor.

Los regalos más comunes el 14 de febrero son, en primer lugar, una cena romántica; en segundo, un ramo de flores; y en tercera posición, los osos de peluche. Los hombres se gastan casi el doble que las mujeres el día de los enamorados y, sin embargo, ellos -más de un tercio- preferirían no recibir ningún detalle durante esta jornada. Se estima además que más de nueve millones de mascotas recibirán regalos por San Valentín.

El 15 % de las persona enviará flores hoy y se regalarán, en total, más de mil millones de postales. Según la marca de preservativos Durex, las ventas de condones aumentan en San Valentín entre el 20 y el 30 %. Cada Día de San Valentín, la ciudad italiana de Verona, escenario de la historia de amor más romántica de todos los tiempos, se llena de cientos de parejas de enamorados.

Los turistas suelen dejar sus cartas de amor bajo el balcón de Julieta, entre las que, al finalizar la jornada, se elige la más bonita. Terni, localidad en donde están enterrados los restos de San Valentín, tampoco se queda corta de visitas estos días. Pero no todo van a ser viajes de ensueño y regalos.

Esta festividad también tiene una cara menos amable. El 14 de febrero de 1929, la ciudad de Chicago fue testigo de un atroz acontecimiento, la Matanza de San Valentín, orquestada por Al Capone contra siete miembros de una banda rival, la familia Moran.

Nunca llegaron a procesar a nadie por el crimen, pero los hechos han dado pie a películas -la más famosa, The St. Valentine's Day Massacre (1967), dirigida por Roger Corman y protagonizada por Jason Robards (Al Capone) y Ralph Meeker (Bugs Moran)-, documentales e incluso ediciones especiales de videojuegos, como el que acaba de lanzar este año