Más de 35 mil personas en Honduras se han beneficiado del “Programa Remesas Solidarias y Productivas”

El programa permite que los hondureños en el exterior que desean apoyar a sus comunidades de origen aporten para el desarrollo de infraestructuras y equipamiento de centros de salud, espacios de aprendizaje, de esparcimiento, de servicio comunitarios y emprendimientos en las zonas de donde son originarios.

Con la ejecución de 17 proyectos comunitarios, más de 35 mil personas en Honduras se han beneficiado del “Programa Remesas Solidarias y Productivas”, según reveló el informe de rendición de cuentas presentado por autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El programa permite que los hondureños en el exterior que desean apoyar a sus comunidades de origen aporten para el desarrollo de infraestructuras y equipamiento de centros de salud, espacios de aprendizaje, de esparcimiento, de servicio comunitarios y emprendimientos en las zonas de donde son originarios.

Los proyectos comunitarios se financiaron de manera compartida entre las aportaciones de los clubes u organizaciones de migrantes en Estados Unidos participantes y el “Programa Remesas Solidarias y Productivas” que consiste en que por cada dólar que aportaron los migrantes se completó con un monto igual para ejecutar la iniciativa.

Los proyectos, en donde en total los migrantes aportaron más de 100 mil dólares, se realizaron en comunidades de los departamentos de Valle, Francisco Morazán, Cortés, Atlántida y Colón, gracias al aporte financiero de grupos de migrantes hondureños residentes en Texas, Virginia, Missouri, New Jersey, Maryland, Washington State, Virginia, y Nueva York.

Un centro de salud primario, dos canchas deportivas, un laboratorio de ciencias equipado y en funcionamiento, la construcción con materiales permanentes de una escuela de dos pisos que antes era de bambú y el mejoramiento de las instalaciones de una iglesia, son algunos de los proyectos ejecutados en las comunidades beneficiadas.

Además ese programa permitió apoyar y capacitar a los integrantes de una microempresa que vende tajaditas de plátano y que le brinda oportunidades de trabajo y desarrollo a un grupo de mujeres de la zona.

Con el objetivo de demostrar a los clubes de migrantes la transparencia de este proceso en el manejo de los fondos y compartir las buenas prácticas aprendidas, así como para presentar esta iniciativa a la empresa privada y agencias de cooperación, se presentó recientemente en las instalaciones de la Cancillería el informe de cierre de rendición de cuentas.

Solo en el 2016, se estima que los más de un millón de hondureños que viven en el exterior enviaron alrededor de 3,845 millones de dólares en remesas al país. Cantidad que representó más del 18 por ciento de Producto Interno Bruto (PIB), recursos que representan una valiosa oportunidad para desarrollo de las comunidades de Honduras.