Ministros del próximo gabinete deben ser del más alto nivel

Omar Rivera, coordinador de advocacy e incidencia política de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), demandó que “ministros del próximo gabinete sean del más alto nivel” ya que con eso, se estaría garantizando “efectividad en la implementación de pertinentes políticas públicas que solventen los graves problemas que afectan a la gente en el área económica y social”.

La sociedad civil hondureña espera que el próximo gobierno reclute a los mejores profesionales del país para conformar un gabinete de lujo que garantice un honesto y eficiente desempeño de la institucionalidad estatal.

Omar Rivera, coordinador de advocacy e incidencia política de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), demandó que “ministros del próximo gabinete sean del más alto nivel” ya que con eso, se estaría garantizando “efectividad en la implementación de pertinentes políticas públicas que solventen los graves problemas que afectan a la gente en el área económica y social”.

“Deben ser hombres y mujeres con capacidad de diálogo, honestas y capaces, de trayectoria intachable y con éxito precedente en sus actuaciones privadas y públicas; si queremos una gestión extraordinaria, necesitamos personas sobresalientes, figuras con las competencias adecuadas en cada área a desenvolverse; aquí no debe existir espacio para los mediocres o de dudosa reputación” señaló.

Rivera, recomendó al mandatario, que se apresta a iniciar un nuevo periodo presidencial, “valorar –en su justa medida- el aporte de los funcionarios que le han colaborado, para solamente darle oportunidad a los que se han desempeñado con esmero y eficiencia, y no renovar mandato a los que han fallado en el cumplimiento de sus deberes burocráticos”.

“Si somos pragmáticos y objetivos, a lo largo de los últimos años son muy pocos funcionarios gubernamentales que pueden salir airosos de una exhaustiva evaluación en relación directa a su desempeño y efectos positivos de sus decisiones; algunos dan pena, tanto ellos como sus ejecutorias y pobres logros” sentenció.

Finalmente, el dirigente de la sociedad civil recordó que existe una disposición constitucional que establece “la integración a la hora de conformar futuro gobierno”; no obstante, dejó en claro que esto “no debe comprenderse como la repartición del pastel estatal entre los partidos políticos como si la administración pública fuese un botín postelectoral”.

“Segmentos relevantes de la sociedad deben ser considerados a la hora de integrar un gobierno, entre ellos algunos históricamente excluido de la toma de decisiones, como los grupos colocados en situación de vulnerabilidad; una señal inequívoca que las cosas pudieran estar cambiando sería que un buen número de mujeres, indígenas, afrodescendientes y personas con discapacidad formaran parte del nuevo gabinete” culminó exteriorizando Omar Rivera.

El artículo 5 de la Carta magna indica que “el gobierno debe sustentarse en el principio de la democracia participativa del cual se deriva la integración nacional, que implica participación de todos los sectores políticos en la administración pública, a fin de asegurar y fortalecer el progreso de Honduras basado en la estabilidad política y en la conciliación nacional”.