No es correcto el congelamiento de precios en los carburantes, según Ávila

El experto en economía exteriorizó que es conveniente para la actual administración crear un subsidio en pleno periodo electoral, como para crear especulaciones en la sociedad hondureña.

A criterio del economista Nelson Ávila, el subsidio y el congelamiento de los precios de los carburantes solo beneficia a tres actores los distribuidores y vendedores, El Gobierno y los especuladores.

Según sus estimaciones lo que debió hacer el Gobierno de la República es que al disminuir los precios al consumidor final, ya que en el mercado internacional se cotiza a 60 dólares el barril del petróleo crudo.

El experto en economía exteriorizó que es conveniente para la actual administración crear un subsidio en pleno periodo electoral, como para crear especulaciones en la sociedad hondureña.

A su juicio los más beneficiados con el congelamiento son los tres sectores antes mencionados, debido a que las arcas personales se incrementan trasladando todas las riquezas.

“El precio internacional del barril cuesta 60 dólares, cuando subió a mas de 100 dólares durante el 2008, nunca paso el precio del combustible regular de 70 a 75 lempiras”, denunció.

Indicó que lo que realmente pasa es simplemente una pésima gestión de la actual administración Pública.

“Al congelar los precios, en vez de disminuir lo que hacen es una estafa a la población, porque el crudo ha contraído proporcionalmente en el mercado internacional, y el precio final no corresponde a lo que hace la actual administración”, concluyó.