No existe ninguna contraindicación médica para el consumo de carne de caballo.

El Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, (SENASA), certifica la procedencia de los animales a sacrificar es decir vigila que sean criados adecuadamente para el consumo, mientras en la carne de caballo no.

El comisionado de la Agencia de Regulación Sanitaria, Francis Contreras, aseguró que no existe ninguna contraindicación médica para el consumo de carne de caballo, ni desde el punto de vista sanitario.

Sin embargo, como no es costumbre el consumo en el país, no existe una evaluación del origen de los animales, como otro tipo de carnes de ingesta humana.

Explicó, que el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, (SENASA), certifica la procedencia de los animales a sacrificar es decir vigila que sean criados adecuadamente para el consumo, mientras en la carne de caballo no.

A renglón seguido, destacó que en el tema no solo entra la procedencia, sino el elemento de fraude, debido a que el ciudadano podría comprar carne de res y al final compra de caballo.

Al ser consultado se es mala para el ser humano, el experto reiteró que todo tipo de carne debe estar bien cocinada antes de ser ingerida, para evitar problemas de intoxicación.