Presupuesto 2018: Ingresos no tributarios rozarán 4,000 millones de lempiras

Al término de 2017 se proyecta que los ingresos no tributarios alcancen unos 3,800 millones de lempiras. En 2016, esa fuente alimentó al fisco con una cantidad de 4,100 millones de lempiras.

Las arcas nacionales recibirán el próximo período fiscal alrededor de 4,000 millones de lempiras por concepto de tasas, derechos, cánones, multas y otros rubros que se engloban en los llamados "ingresos no tributarios".

Por el cobro de tasas, las finanzas se fortalecerán con un poco más de mil millones de lempiras. En este renglón, se encuentran los cobros por control migratorio, inspección de vehículos, servicios aduanales y consulares y de protección a vuelos nacionales.

También se incluyen en este flujo las tasas por monitoreos ambientales, registros de propiedad, emisión de auténticas, constancias, certificaciones y actos administrativos.

Por derechos de distinta índole, el Presupuesto de la República contempla la captación de 804 millones de lempiras. La mayor contribución provendrá de la impresión de libretas para pasaportes con 394 millones, licencias para conducir con 150 millones y trámites del Registro Nacional de las Personas con 103 millones.

También tendrán una participación los ingresos por incorporación de empresas mercantiles, el registro de prestamistas, permisos de renovaciones migratorias y armas, así como la emisión y reposición de placas.

La aplicación de cánones y la obtención de regalías, le dejará al fisco en el ejercicio 2018 alrededor de mil 100 millones de lempiras. En esta especie, se destacan las concesiones y frecuencias radioeléctricas que se espera que aporten 791 millones de lempiras.

El concepto de aprovechamiento de agua generará dos millones de lempiras, la concesión de aeropuertos dejará 308 millones y el canon territorial cerca de diez millones.

Las multas tendrán una retribución para el fisco de 408 millones de lempiras. Las actividades que tendrán mayor contribución en esta categoría son las multas de importación, consulares, judiciales y en las áreas de transporte y trabajo.

Están incluidas las sanciones aplicadas por la Dirección de Marina Mercante, Comisión de Telecomunicaciones (CONATEL), así como las derivadas de las leyes de Migración y Extranjería, Minería, Código Tributario, propiedad intelectual e incumplimiento bancario.

Los ingresos por subastas, reparos de aduana, dispensa de edictos y compensación por pérdidas de activos muebles, sumarán otros 622 millones de lempiras.

Al término de 2017 se proyecta que los ingresos no tributarios alcancen unos 3,800 millones de lempiras. En 2016, esa fuente alimentó al fisco con una cantidad de 4,100 millones de lempiras.